El kit incluye un cuadro guía que ya tiene los trazos listos para que la persona solo tenga que pintar a su gusto y con los colores que desee

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

En esta época de cuarentena, son muchas las personas que están optando por volver a viejos hábitos o desarrollar habilidades en áreas que no habían trabajado antes; así pues, la artista Manuela Echeverri desarrolló un kit de arte con el fin de ayudar a las personas no solo a volver al arte, sino a desarrollarse en este campo.

“No quiero limitar a las personas con los colores que quieran usar, sino que por el contrario, teniendo los trazos en el lienzo, pueda cada uno elegir los colores que quiera usar. No es una obra mía, es una obra con el toque único de cada nuevo artista”, afirmó Echeverri.

El kit está compuesto por pinceles, acrílicos, lienzo, paleta, cuadro guía y material de ayuda y ha sido enviado por la artista a múltiples destinos en Colombia y a diversas partes del mundo, pues “el arte no conoce fronteras”, agregó.

Para materializar la idea, la premisa fue proteger todos los elementos que contiene el kit asegurando que, durante el transporte, se tuviera el menor movimiento y contacto posible entre elementos, para garantizar que llegue en perfecto estado a las manos de los compradores. Por esta razón, Echeverri solicitó la ayuda de la empresa de empaques Smurfit Kappa, para que proporcionara una caja que se adaptara puntualmente a las necesidades del kit que desarrolló la artista.

Cuando tenemos la posibilidad de co-crear con nuestros clientes buscamos desarrollar soluciones de empaque sostenibles y costo-eficientes para transformar la forma en la que las personas se relacionan con un producto, así como eficientes y diferentes y alineadas con las nuevas tendencias en el mercado”, aseguró José María Estela de Smurfit Kappa.

“Este Kit de Arte es un producto que desde el empaque se sabe que vale la pena comprar, y esto en parte, es gracias al trabajo de creación que hicimos con Smurfit Kappa para tener producto que den ganas de enviar, que den ganas de abrir, que protege el tesoro que creamos con tanto amor para que las personas apasionadas por la pintura se pudieran conectar otra vez con esta linda actividad”, concluyó la artista.

A la fecha, aproximadamente 1.100 kits ya han sido enviados por Manuela Echeverri a personas interesadas en conectar con el arte y que han encontrado en esta actividad un escape en medio de esta época cuando lo mejor es quedarse en casa. Además, ya trabajan en otras dos referencias de productos, una para exportar y otra para niños.