No todos los productos a base de estos componentes son certificados en su calidad.

Margarita Coneo Rincón - mconeo@larepublica.com.co

Desde hace algún tiempo los productos a base de cannabis han empezado a tomar mayor relevancia y hoy se pueden encontrar en el mercado bloqueadores solares, cremas para el día y la noche e incluso maquillajes hechos a base de este componente. Ahora bien, vale la pena resaltar que estos productos son a base de CBD o aceite de la semilla de cañamo. 

Y si bien el cannabis tiene muchas propiedades positivas para las personas, en especial para la piel pues son reguladores de grasa, estos también pueden tener contraindicaciones en especial para aquellas personas con condiciones específicas diagnosticadas en la piel. Por lo tanto, si se padece de algún problema dermatológico se debe consultar antes a un profesional para aplicar el producto.

Elsa Navarro, gerente de la unidad de negocio de cuidado de piel para Khiron a nivel global, aseguró que "en este momento no hay una contraindicación general que se conozca contra el cannabis y eso nos estimula a investigar más sobre este ingrediente activo y su uso; por esto, la única contraindicación que tenemos es que sean pieles que no tengan ninguna patología y de ser el caso, debe ser un médico quien diga si la piel es apta o no para el uso".

En cuanto a los beneficios, según la experta, uno de los principales es la acción antioxidante que tienen estos componentes en la piel que puede ayudar a combatir los efectos del envejecimiento; además de indicios importantes relacionados con la regulación grasa de la piel y se realizan investigaciones de cómo funcionan las sustancias de estos productos sobre patologías específicas.

Navarro agregó que "todo producto cosmético es una formula cosmética y por eso es muy importante entender que es lo que se busca en el producto, hay algunos para todo tipo de piel por su formulación, como los de Kuida; sin embargo, es algo que depende más del producto per sé y no tanto del cannabis".

Vale la pena resaltar que, dado que es un componente 'nuevo' en el mercado cosmético, es posible que se encuentren a la venta productos que prometen cambios drásticos en la piel con poco tiempo de uso, cosas que probablemente no sean ciertas entendiendo que la industria apenas ahora está avanzando en el estudio de los componentes y sus efectos en las personas.

Navarro además hizo una claridad asegurando que el producto no es 100% natural o naturista porque viene de una planta, y por esto agregó que se debe recordar que cuando lo hablamos en la industria medicinal a lo que se apunta es que tenga una estandarización para que cuando el cliente o consumidor adquiera un producto de cualquiera de las marcas tenga la tranquilidad de que ha pasado pruebas de calidad. Entonces, la industria si se está moviendo al uso de productos naturales pero un producto 100% natural es imposible porque dependemos de una formulación completa no de un extracto puro", agregó. 

Finalmente, al momento de comprar es muy importante tener presente que el producto tenga las condiciones legales y sanitarias avaladas a nivel nacional, como el registro Invima para saber que es un producto legal.