El nuevo CEO busca posicionar la marca como “un estilo de vida”.

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

Los colombianos gastan en promedio $24 millones en artículos de lujo según cifras oficiales del Gobierno. Algunos estudios privados han revelado que 70% de las compras de este segmento son realizadas por hombres y el restante las realizan las mujeres.

Bomberg, una marca que no solo vende accesorios y sobre todo relojes, apalancado en su lema de promocionar un “estilo de vida”, como lo aseguró a LR David Sánchez, su nuevo CEO global, lanzó sus tres nuevas colecciones: BB68, BB01 y Reissing.

Estos modelos “representan perfectamente la imagen de la marca, porque son relojes con un alto valor percibido, son fuertes, fáciles de reconocer y tienen un carácter único que es típico de Bomberg”, agregó Sánchez.

Las expectativas de la marca en el mercado de Colombia son grandes, pues fue uno de los primeros países en los que intentaron posicionarla.

Su estrategia para seguir fortaleciéndose en el mercado se centra en los clientes, por lo que los integran en el proceso de diseño y creación, escuchando sus sugerencias para no imponerles una tendencia en la que hayan trabajado solos.

La idea de llegar a “vender 1.000 unidades en Colombia no es descabellada, puede que sea ambiciosa, pero es realista” expresó Sánchez y afirmó que además de trabajar muy de la mano con sus puntos de venta, está buscando influencers como Sebastián Yatra, quien tiene más de 8,1 millones de seguidores.

“Él nos ayudará a que la marca crezca en Colombia y sea más reconocida, porque es un personaje joven que es conocido por muchas personas, es lo que queremos mostrar en la imagen de Bomberg”, añadió el directivo.

Los productos ofrecidos por esta marca dicen ser muy del estilo de los colombianos. “El BB01 es un reloj fashion, más lifestyle y el Rissing, es más fuerte y potente, ideal para los diferentes gustos” concluyó el CEO.

La reforma tributaria y la variación en el IVA son variables que no preocupan al CEO de Bomberg, pues para él el precio de sus productos que oscila entre US$500 y US$1.500 "es razonable y no queremos ir más allá, porque sabemos dónde estamos y a dónde queremos ir".