martes, 11 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lina María Ruiz J. - lruiz@larepublica.com.co

Además de la pelota, con la final del fútbol colombiano rodarán esta semana más de $7.500 millones, entre taquillas y negocios en torno a los dos partidos.

En la capital de Antioquia se vive una fiesta futbolera desde el pasado domingo, cuando el Deportivo Independiente Medellín derrotó 1-0 al Itagüí, y se ganó un tiquete para jugar la gran final de la Liga Postobón II contra Millonarios. El rojo invadió las camisetas, en las calles predominan las banderas, gorras, bufandas y souvenirs relativos al ‘Poderoso de la montaña’. Pero la fiesta va más allá de la alegría que sienten los hinchas ante la posibilidad de que su equipo salga campeón después de 10 años.

El juego de ida, que se disputará hoy a las 7:00 p.m. en el estadio Atanasio Girardot, ha generado una celebración paralela que le ha traído beneficios a los diferentes sectores económicos de la Ciudad de las Flores. Espera cerca de 4.000 visitantes de municipios del Uraba Bajo y el Oriente Antioqueño, así como de ciudades como Bogotá y el Eje Cafetero, pese a que los hinchas de Millonarios no podrán ingresar como barras organizadas debido a la sanción por mal comportamiento en duelo contra Nacional.

De acuerdo con Sergio Ignacio Soto, director ejecutivo de Fenalco Antioquia, “en Medellín se está viviendo toda una celebración. El grande ganador con está final es el comercio. Restaurantes, la comida rápida, los bares y discotecas por el sector de la 70 y la zona rosa del Poblado han dispuesto pantallas grandes para ver la final. Las promociones también se viven en estos lugares con el 2x1 y el ‘Happy hour’. El fútbol es jaloneador del comercio”.

Se calcula que todo este movimiento comercial le dejará a la ciudad cerca de $2.000 millones.

Por el lado de los ingresos directos del DIM por patrocinios, se estima que son de $3.500 millones, que se dividen entre sus patrocinadores Pilsen y Puma.

El Atanasio al tope
Hoy se esperan 44.000 espectadores en el Atanasio, con precios de boletas que oscilan entre los $12.000 y $100.000. Resulta notoria la diferencia de costos y aumento de precio de la boletería para el partido de regreso en Bogotá, el domingo en El Campín: las boletas están entre $55.000 y $530.000, con un aumento del 300%. Las directivas de Millonarios calculan que recaudarán $4.500 millones en taquilla.

Una cantidad ostensiblemente menor a la proyectada en Medellín, que es de $1.500 millones.

“Con el aval de la Alcaldía de Medellín, las boletas se incrementaron en un promedio de 25%. Esperamos responderles a los hinchas y llevarnos los tres puntos, todo es un proceso y lo hemos logrado”, indica Julio Roberto Gómez, presidente del DIM. Y agrega que “avanzar a la final representa para Medellín una oportunidad importante no solo en lo deportivo sino en lo económico, por los ingresos que genera”.

De acuerdo con Fenalco Antioquia, el mayor beneficiado de este encuentro será el gremio taxista, el cual duplicará su demanda. En cuanto a la venta de implementos deportivos como camisetas y gorras, y artículos de fiesta como pitos y cornetas, se aumentarán en un 50%. Las ventas en sitios nocturnos, restaurantes y bares aumentaron 55%, mientras que los supermercados registraron un crecimiento en ventas de cárnicos y snacks de 20% y en licores de 30%. En comidas rápidas fue del 50%.

En total, serán $6.000 millones en boletas de los dos partidos, y $1.500 en negocios en torno a la fiesta. Cifras que muestran lo bien que le cae el fútbol a la economía.

Inconformidad por precios de boletería en Bogotá
Las directivas de Millonarios explicaron que el aumento de la boletería se da principalmente porque El Campín cuenta solo con capacidad para 35.000 espectadores, de los cuales la prioridad fue para los 17.00 abonados y 4.000 socios, quedando solo 14.000 boletas para el resto de hinchas. Así entonces, solo 500 boletas tendrían el costo de $530 mil. La mitad de la taquilla se destinará como premio para los jugadores.