La cifra estuvo debajo de las previsiones del mercado

Reuters

El predominio de Disney en la taquilla se fortaleció aún más este fin de semana, cuando Toy Story 4 lideró con facilidad en la venta de entradas a los cines.

El cuarto capítulo de la serie animada de Pixar recolectó US$118 millones en ventas de boletos al debutar en 4.575 salas norteamericanas.

Pese a que la cifra estuvo significativamente debajo de las previsiones, que anticipaban un arranque de casi US$140 millones, difícilmente sea una decepción para la película, aclamada por la crítica.

En contraposición a los buenos comentarios, los pronósticos de la taquilla sugerían que Toy Story 4 estuvo débil porque el público dudaba sobre la necesidad de otro episodio después de que Toy Story 3 completara perfectamente la serie.

El debut doméstico representó solo un ligero salto desde ese capítulo, que recaudó US$110 millones  hace casi una década. Sin embargo, las buenas recomendaciones probablemente mantengan a Toy Story 4 en los cines por bastante tiempo a lo largo del verano boreal.