lunes, 28 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Arteaga - narteaga@larepublica.com.co

La espera para ver a la estrella juvenil más cotizada del momento llegó a su fin. 10.000 fans esperarán hoy a partir de las cinco de la tarde en el Estadio el Campín de Bogotá a Justin Bieber, que en su paso por Colombia se calcula recaudará más de $10.500 millones. En esta cifra están los $4.702 millones que se estima cobró por incluir al país dentro de la gira ‘Believe tour’, con la que inició en septiembre de 2012 en EE.UU. Y también, a boletería y la venta de productos alrededor del evento.

Ocesa, la empresa más importante de latinoamericana en materia de entretenimiento, encargada de traer a Beyoncé, Madonna y otros, esta vez le apostó al artista canadiense, que después de pasar por la capital, le cumplirá la cita a sus seguidores en Quito, Sao Paulo, Río de Janeiro, Asunción, Santiago de Chile, Ciudad de México, Brisbane y cerrará 128 conciertos en Perth, donde estará el 8 de diciembre de 2013.

Fernán Martínez, productor de artistas, dice que una vez se confirmó que Bieber visitaría el país, la boletería se agotó en los 3 meses siguientes al anuncio. Lo sorprendente de esto es que su comercialización se dio de manera más lenta que la taquilla de One Direction, que vendrá en 2014. Él, detrás de grandes conciertos en el país como el de Paul McCartney, explica que el fenómeno acelerado en la venta de las taquillas de estos jóvenes responde al target de menores de edad, que van acompañados de padres o encargados, lo que genera que en una sola compra se incluyan varias entradas.

Martínez, también comentó que el interprete de ‘Beauty and a beat’ puede consolidarse y superar esta generación y alcanzar una nueva, debido a la carrera tan sólida que está logrando y a lo bien que está vendiendo sus conciertos en Asia, Europa y América.

Esta opinión puede verse sustentada en la fortuna de Bieber, que a la fecha rodea los US$130 millones, y en el éxito en ventas que han tenido sus discos. De ocho, los tres más destacados han sido ‘My World 2.0’, lanzado en 2010, que logró vender 698.000 copias durante la primera semana en el mercado de Estados Unidos; mismo país donde hasta el momento el álbum ha reportado ventas de 2.320.000. En el mundo, la cifra asciende a 4.800.000. ‘Under the Mistletoe’, de 2011, ha vendido en la potencia norteamericana 1.250.000 copias, y 2.073.900 a nivel global. Por último está ‘Believe’, que reportó 1.000.000 de ejemplares vendidos.

Recientemente la revista Forbes publicó la lista de las 10 personalidades menores de 30 años que más ingresos obtuvieron el año pasado, y el joven artista se ubicó en segundo lugar con una ganancia total de US$58 millones. Las inversiones en Enflick, Tinychat y Spotify, le ayudaron a conseguir estas exorbitantes cifras para un adolescente de 19 años. En el ranking solo lo superó Lady Gaga, de 27 años que también vino al país gracias a Ocesa, y quien acumuló US$80 millones. La tercera en el listado y pisándole los talones a Justin fue Taylor Swift, 24 años, con US$55 millones.

Según María Alejandra Peñalosa, analista de mercadeo, la acogida y la fama que han acompañado al pupilo de Scooter Braun y Usher, quienes descubrieran a la estrella en un video de Youtube subido a la web en 2008, se debe a que 50% de la población en el mundo tiene menos de 20 años, y es justo este el público el que el canadiense ha conquistado desde que tenía 14.

Directo a la fama
En el año en que fue descubierto, 2008, el cantante adolescente firmó contrato musical con Raymond Media Group (Rbmg), sociedad entre Braun y el rapero Usher, y un contrato de grabación con la discográfica Island Records ofrecido por L.A Reid. En 2010 ganó el premio Artista del año de los American Music Awards.