.
TECNOLOGÍA La aplicación de trueque digital Dondo ya tiene más de 140.000 usuarios activos
sábado, 20 de febrero de 2021

Permite a las personas recibir lo que desean a cambio de cosas que no utilizan. Ya se han realizado más de 80.000 intercambios

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

En tiempos de crisis como el que enfrenta hoy en día el país a causa de la pandemia del covid-19, que ya dejado una contracción de la actividad de 6,8% el año pasado y un saldo de más de 3,75 millones de desempleados, el trueque se convierte en una opción para aquellos que no cuentan con dinero en efectivo.

Daniel Marulanda, Jesús Márquez, Carlos Daniel Sánchez y Parker Irving supieron ver en esa necesidad una oportunidad de negocio y en medio de la pandemia, en abril de 2020, crearon la plataforma Dondo. Hoy esta permite a las personas recibir lo que desean a cambio de cosas que ya no utilizan a través de intercambios inteligentes y ya cuenta con más de 140.000 usuarios activos.

¿Cómo surgió la idea de crear una plataforma de trueque digital?
Márquez: La idea nace en 2013 cuando yo me estaba mudando de Venezuela a Argentina por la crisis económica. En ese momento, tenía posesiones por vender, pero no lo logré y las acabé regalando. Me pareció difícil que los individuos pudieran vender a través de las páginas.

Por ejemplo, cuando yo hacía la búsqueda de mi propia bicicleta en plataformas como Mercado Libre aparecía en la página 21 de los resultados y las primeras estaban llenas de vendedores profesionales.

¿Cómo funciona la aplicación?
Marulanda: Tenemos un algoritmo que combina las voluntades de las personas para conseguir lo que quieren. No solo es un trueque entre dos sino que podemos incluir a tres, cuatro, cinco o más en una misma transacción de tal manera que se aumentan las probabilidades de que estas ocurran.

Uno de los problemas que puede surgir en el truque es que tú tienes algo que yo tengo pero yo no quiero algo que tú tienes. Para solucionar esto, hicimos un algoritmo que encuentra a una tercera persona. Por ejemplo, Sara tiene una guitarra, Andrés tiene un saxofón y yo un piano y yo quiero el saxofón pero Andrés que tiene el saxofón no quiere el piano sino la guitarra de Sara, pero Sara sí quiere el piano.

Entonces hacemos un trueque entre los tres y aumenta la probabilidad de que ocurra. Lo que buscamos es que la gente encuentre liquidez en cualquier cosa que tengan y se pueda generar valor, y eso se pueda traducir en conseguir algo que quiero y no tengo y, de alguna manera, impactar socialmente a la gente porque logramos que personas que no tienen recursos puedan acceder a cosas que quieren y logramos que se rehúsen productos y ello tiene un impacto medioambiental.

¿Quién apoya financieramente a la compañía?
Márquez: Tuvimos una ronda de inversión en la que recaudamos US$2,3 millones. Dondo está apoyado financieramente por inversionistas que son básicamente los grandes referentes de la tecnología hoy en día. Entre ellos, el CEO de Zoom, Eric Yuan, el cofundador de Yahoo, Jerry Yang, el CEO de Qualtrics o dueño del equipo de NBA de los Jazz, Ryan Smith, entre otros. Estos quedaron emocionados con esta visión de ampliar el poder de adquisición de la gente y el impacto medioambiental por el poder reutilizar lo que ya existe.

¿Cuántos usuarios han usado ya la plataforma y han realizado trueques?Marulanda: De usuarios tenemos actualmente a más de 140.000 activos. De estos, semanalmente son 30.000 usuarios y diariamente 10.000. Al mes, llegamos a unos 80.000 y hemos hecho unas 80.000 transacciones en la plataforma.

LOS CONTRASTES

  • Parker IrvingCofundador de Dondo

    “Esta ronda nos va permitir consolidar Dondo en Colombia y crecer lo suficiente para tener la capacidad de incursionar en mercados como México, Brasil y Argentina”.

¿Cuál ha sido el crecimiento que ha tenido la plataforma?
Márquez: En los últimos cinco meses el valor del inventario que hay publicado en Dondo ha crecido 2.000%. Hemos aumentado alrededor de 800% el número de transacciones y tenemos una retención de usuarios activos que es más de 80% de la semana 24, es decir, después de seis meses.

¿Se pueden intercambiar todo tipo de productos?
Marulanda: Servicios y dinero, sí. Pero obviamente tenemos una lista de ítems prohibidos, que son los ilegales, como armas, drogas…entre otros.

¿Cómo aseguran que los productos lleguen a los usuarios y no haya estafas?
Márquez: Tenemos alianzas con centrales de riesgo en donde con toda transacción positiva le ayudamos a la gente a subir su score crediticio pero con una negativa se abre un caso en donde ponemos a mediar a los usuarios y, si no hay acuerdo, tratamos de ver si hubo malas intenciones y tenemos la capacidad de reportar negativamente a los usuarios. Eso quiere decir que portarse mal en Dondo tiene un impacto en la vida real.

Otra de las cosas que hacemos es tener un sistema de reputaciones en donde se muestra la historia de los usuarios y de las transacciones. También pedimos un video de los ítems justo antes de ser enviados.

¿Piensan llegar a otros países en el mediano plazo?
Márquez: Por ahora solo estamos en Colombia. Tenemos planes de llegar a otros países, pero por el momento, nos dedicaremos a construir un producto donde las transacciones ocurran de manera muy fluida y segura. A finales de este año y principios de 2022 nos gustaría llegar a México, Brasil, argentina y otros.

MÁS DE INTERNET ECONOMY

Tecnología 06/03/2021 Empresa de software y TI llega al país en el marco de la estrategia de nearshoring

La compañía Intertec ya tiene dos bases de operaciones, en Medellín y Bogotá, y tiene la meta de contratar 100 personas este año

Tecnología 06/03/2021 CívicaPay, la nueva aplicación móvil de Davivienda en alianza con el Metro de Medellín

La aplicación facilitará la movilidad de los ciudadanos de Medellín, pues recargándola y a través de un código QR puede pagar su pasaje

Salud 06/03/2021 Con estas ocho apps podrá mejorar hábitos diarios que influyen en su salud mental

Estas herramientas ayudan al usuario a mejorar sus rutinas diarias a través de guías interactivas, meditación y escritura

MÁS INTERNET ECONOMY