.
INTERNET ECONOMY Inteligencia artificial,superar los temores para el bien de la humanidad
sábado, 10 de septiembre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Federico Martínez

Es por eso que ahora este tema aparece en las agendas de los legisladores y entes gubernamentales de todo el mundo. Buscan comprender mejor el potencial de esta tecnología y sus aplicaciones para resolver algunos de los problemas más difíciles del mundo, desde las enfermedades y las sequías hasta la educación igualitaria y el cambio climático. 

Nos encontramos en un periodo vulnerable en el ciclo de vida de cualquier nueva tecnología y es importante que el debate sobre el alcance de la inteligencia artificial esté basado en hechos. 

Primero, la inteligencia artificial no destruirá empleos. De hecho, hay innumerables estudios, realizados por respetados académicos económicos y organizaciones de investigación, que indican lo contrario. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) lo ha afirmado en forma contundente: “Históricamente, los efectos de generación de ingresos de nuevas tecnologías han demostrado ser más potentes que los efectos de desplazamiento de mano de obra: el progreso económico ha estado acompañado no solo de mayor producción y productividad, sino también de un mayor empleo general”. Segundo, la inteligencia artificial no nos hará cognitivamente dependientes; en todo caso, no más de lo que sucedió con la llegada de las calculadoras, los mapas o la imprenta. En cambio, nos llevará hacia una mayor comprensión del mundo que nos rodea, y propiciará un cambio sustancial en la cognición humana y planos superiores de pensamiento. 

Y tercero, la IA no destruirá nuestra privacidad. En lo que concierne a la información, la IA en realidad es mejor para proteger la privacidad a través de técnicas avanzadas como el aprendizaje profundo para la desidentificación y la preservación de la privacidad. La Information Technology and Innovation Foundation (Itif) expresa que: “En vista de la promesa que la inteligencia artificial tiene para el crecimiento económico y el avance de la sociedad, es crítico que los responsables de hacer políticas no solo eviten retardar el progreso de la innovación en inteligencia artificial sino también que apoyen activamente su mayor desarrollo y uso”. En este punto es importante destacar que tal vez nuestro mayor obstáculo para calmar la ansiedad general que rodea a la inteligencia artificial sea de tipo semántico. El término “inteligencia artificial” implica algo que a) no es real y b) es capaz de pensamiento humano. Ninguna de estas descripciones es fiel a lo que esta tecnología realmente hace e implica una falsa elección entre las inteligencias artificiales y naturales. 

Por ese motivo, IBM ha decidido usar un lenguaje diferente para describir su trabajo en este campo. Pensamos que la frase “computación cognitiva” es más representativa del tipo de trabajo que IBM está haciendo con sistemas avanzados como Watson. No hay fuertes argumentos comerciales o sociales para crear “inteligencia artificial”. Pero siempre hay un lugar para herramientas que pueden amplificar nuestra inteligencia, apoyar una mejor toma de decisiones y extender el conocimiento humano.