.
INFRAESTRUCTURA Un daño por atentados cuesta en promedio $1.045 millones
jueves, 18 de junio de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Según el estudio de la Cámara Colombiana de Bienes y Servicios Petroleros (Campetrol), a pesar de que se ha visto una tendencia a la baja en el número de ataques guerrilleros, pasando de 228 en 2013 a 136 en 2014, y 25 en lo que va de 2015, la cifra de cada reparación se ha incrementado 350%.

Mientras hace dos años se destinaron $39.959 millones a las reparaciones, el año pasado la cifra llegó a $142.140 millones, es decir $1.045 millones por cada atentado; y solo en los dos primeros meses de 2015 se destinaron $500.000 millones.

Esto en particular, por que cada vez son más fuertes y continuos los daños que sufre el sistema nacional de transporte de crudo.

Por ejemplo, en el derrame que hubo en el Putumayo hace una semana de 3.120 barriles, las firmas operadoras para mitigar el daño ambiental han tenido que pagar cerca de US$3 millones. No obstante por ataque los cálculos señalan que como mínimo se deben pagar US$150.000.

Además, “porque en los costos que valorizamos está la pérdida de hidrocarburos. Es decir, acá tenemos en consideración algunos costos asociados al crudo que se derrama por ataque, que en promedio son 17.000 barriles por día”, explicó Daniel Pardo, subdirector económico y sectorial de Campetrol.

En el análisis también tienen en cuenta los costos asociados a los bienes y servicios  en los que se incurren para la reparación de la tubería y los costos sociales que se generan ya que muchas veces las comunidades no dejan entrar a las empresas para hacer las reparaciones.

“Para recoger el crudo hay que hacer un encierro, buscando que no se disperse, después hacer las excavaciones, luego hacer piscinas para limpiar el lugar y poner el crudo ahí. También se necesita movilizar personal, maquinaria, el nuevo tubo, pernos y válvulas”, explicó Santiago Suárez, analista financiero de PSI y agregó que “obviamente eso no tiene en cuenta los costos de seguridad del lugar porque es posible que hagan atentados nuevamente”.

Es por esto que las empresas siempre deben tener unos recursos de contingencia los cuales dependen del análisis de riesgo que hayan hecho de las zonas en las que operan y además de los servicios que vayan a prestar. Por ejemplo, “para trabajos de exploración los servicios de seguridad son momentáneos, mientras que si se tienen unas facilidades, la seguridad tiene que ser constante en el campo”, añadió Pardo.

A los costos en los que tienen que incurrir las empresas también se tiene que sumar lo que cuesta sacar el petróleo por carrotanques cuando se llega al límite de almacenamiento, el cual eleva los costos hasta cinco veces, ya que el transporte por oleoducto cuesta cerca de US$6 por barril, mientras que por carrotanque es de US$30.

Sin embargo, hay un gran problema al intentar analizar los costos totales en los que puede incurrir una empresa en la actualidad por la voladura de sus oleoductos, ya que la mayoría de esta información se fundamenta en frecuencia y no en impacto económico.

“La ausencia de estos datos se debe a que corresponden a los estados financieros de las empresas y puede existir reticencia a la hora de publicar la información. Sin embargo, de acuerdo con las experiencias de algunas empresas del sector, aunque los daños físicos en número sean menores a los de bloqueos, sus efectos son devastadores”, explicó José Luis Langer, analista sectorial de Campetrol.

Únicamente para la compañía Vetra Energía, los costos el año anterior por los atentados terroristas a los que tuvieron que enfrentarse en  Putumayo fueron de cerca de US$8 millones y este año ya van por US$3 millones, lo que según su presidente, Humberto Calderón, los ha puesto a pensar en un cese de actividades en la zona, aunque sea mientras se normaliza la situación y se soluciona al entrada a la zona.

Bloqueos e incidentes sociales
Por varios días el campo de La Cira Infantas de Ecopetrol ha estado paralizado por protestas, lo que ha desatado, de acuerdo con fuentes no oficiales, pérdidas por cerca de US$748.000. Esto, según la más reciente encuesta realizada a las empresas de Campetrol, ha generado que cerca de 45% del total de la tarifa de los servicios prestados por las empresas esté determinado por los gastos laborales y de contratación de bienes y servicios locales y exageradamente incrementados unilateralmente por las comunidades, sin regulación alguna por parte de ninguna entidad del Estado.

Las opiniones

Francisco José Lloreda
Presidente de ACP

“Farc y ELN, en los últimos cuatro años, han causado el derrame de más de 340.000 barriles, equivalente a 90% de los derrames”.

Daniel Pardo
Subdirector Económico y Sectorial de Campetrol

“Tenemos en consideración algunos costos asociados al crudo que se derrama por ataque, que en promedio son 17.000 barriles por día”.