jueves, 21 de noviembre de 2013
  • Agregue a sus temas de interés

Julio C. Alonso

La Alianza del Pacífico es un bloque comercial que parece estar conformado por países muy parecidos. Chile, Colombia, México y Perú tienen economías relativamente parecidas y grados de desarrollo no tan diferentes.

Aunque tenemos muchas similitudes culturales con estos tres países, existen claramente diferencias entre ellos.

Por ejemplo, en términos de competitividad Colombia, México y Perú son relativamente similares. El Foro Económico Mundial (FEM) construye el “Global Competitiveness Index” (GCI) que permite comparar para 2013 la competitividad de 148 países. Según el ranking, Colombia ocupa la posición 69, Perú la posición 61 y México la posición 55. Chile se comporta algo diferente, ubicándose como el país 34. No obstante estas relativas similitudes, una de las grandes diferencias se encuentra en la infraestructura.

La infraestructura es un factor determinante para la competitividad, ya que permite reducir los tiempos y costos de transporte. Todo esto al final se ve reflejado en el precio de los productos. Está bien documentado que nuestro país presenta grandes atrasos en este aspecto. Para no ir muy lejos, podemos emplear la misma información del FEM. El GCI incluye diferentes dimensiones, entre estas se valora la infraestructura de cada país. Si solo se considera la infraestructura, Colombia es el país 92 de los 148. Perú es el número 91, México el 64 y Chile el 46.

Es más, según la misma institución la inadecuada oferta de infraestructura es el segundo factor más problemático para hacer negocios, después de la corrupción. Para los otros tres países de la Alianza, la oferta de infraestructura no es uno de los primeros cinco problemas más importantes para los negocios.

Ahora bien, si se mira en detalle los elementos que hacen parte del ranking de infraestructura, encontramos resultados interesantes que ponen en perspectiva la infraestructura actual. Según el FEM, la calidad de las vías de nuestro país se encuentra en la posición 130. Para los otros tres países la posición esta entre los primeros 50 y 90 puestos. En la infraestructura ferroviaria Colombia es el número 113, solo comparable con Perú que ocupa la posición 102. En términos de puertos estamos en la posición 110, mientras que los otros tres países se encuentran en posiciones superiores a la 80. Es decir, en puertos, vías y sistema férreo nos encontramos relativamente lejos de estos socios.

¿Dónde nos va mejor? En la infraestructura eléctrica ocupamos la posición 63, similar a la de Chile (65). En este caso, Colombia está mejor que Perú (73) y México (81). En otras dimensiones como la disponibilidad de líneas telefónicas móviles y fijas nuestras posiciones son similares.

Es claro que aún estamos relativamente lejos de nuestros socios de la Alianza del Pacífico. Necesitamos mejorar en este aspecto, pero hay que tener en cuenta dos puntos. En el tema de competitividad se trata de una carrera. En infraestructura, nosotros nos encontramos en la parte de atrás del pelotón. Si mejoramos al mismo ritmo del pelotón, no ganaremos posiciones. Lo único que se logrará es no caer mas atrás. En ese orden de ideas, nuestros tres socios están haciendo grandes esfuerzos para mejorar, lo que implica que el esfuerzo de Colombia debe ser aún mayor. Esto no es tarea fácil, en especial dada la historia reciente de la infraestructura en los cuatro países.

No puede mejorar solo una pieza, sino todo el engranaje
La infraestructura es sólo una pieza mas del engranaje que hace un país mas competitivo. Si mejoramos la infraestructura pero no mejoramos otros aspectos, como por ejemplo la capacitación de nuestra mano de obra y la capacidad de innovación de nuestras firmas, entonces lo único que hará la buena infraestructura de transporte es disminuir los costos de las importaciones y no la de nuestras exportaciones.