.
INFRAESTRUCTURA Implementación del Sitp le costará $750.000 millones a los bogotanos
jueves, 4 de julio de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Natalia Cubillos Murcia - ncubillos@larepublica.com.co

Durante el foro ‘Bogotá siempre gana con el Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp), el gerente de Transmilenio, Fernando Sanclemente aseguró que “mientras llega a su periodo de maduración, el Sitp le costará a la ciudad $750.000 millones sin importar la ocupación de los buses”.

Y recalcó que hasta el año 2016 la ciudad tendrá que honrar esos compromisos como parte del presupuesto Distrital.

Esto, señaló el contralor de la capital, Diego Ardila, suscita controversia dado que no se tenía prevista esta cantidad de dinero, lo que podría implicar riesgos en la sostenibilidad fiscal de la ciudad. Sea como fuere, ya ha pasado un año desde que inició la implementación del Sitp y no hay muestras de grandes avances.

En una entrevista realizada por LR, con solamente un mes de posesionado el gerente, se planteó que la meta era que a 31 de diciembre de 2013 se tendrían 514 rutas zonales y 116 rutas troncales con 12.133 vehículos. Desde el punto de vista de TM, Sanclemente calcula que solamente hay un avance del 20%, con 88 rutas en funcionamiento, de las 13 zonas establecidas en la ciudad. Hasta ahora están circulando 1.713 vehículos, lo que significa un avance de 16%, así mismo, el 30% de los paraderos, se encuentran en funcionamiento. De los paraderos M10, que tienen más urbanismo, ya se encuentran en funcionamiento 220, más los 803 que ya existían en la ciudad, se prevé un total de 1.626, y, de los tipo bandera, están listos 2.797, de los 6.227 proyectados.

En materia de conductores, señaló el funcionario, se han vinculado 5.967, de los 26.750 que se tienen planeados, es decir que hay avance del 21%, y de la mano de ello, se han desmontado 32 rutas tradicionales de transporte público cuando la meta son 508.

Para el director del Observatorio de Movilidad de la Universidad Nacional, José Stalin Rojas, a parte de la lenta entrada en funcionamiento de las rutas zonales y troncales, los grandes obstáculos que deberá superar Transmilenio para alcanzar una implementación total en abril del próximo año, meta propuesta del alcalde Gustavo Petro, está en la integración del recaudo y el desmonte de los buses tradicionales.

El primer tema, ha sido uno de los más complejos desde que se inició el plan del Sitp, destacó Carlos Felipe Pardo, director de la Fundación Despacio. Pasado un año, Angelcom (empresa recaudadora de Fase I y II ) y Recaudo Bogotá (empresa de recaudo de Fase III) no se han puesto de acuerdo con cómo realizar la integración, tanto así que a Transmilenio le tocó intervenir con un acto administrativo en el que le solicitaba a la segunda honrar el contrato y hacer las adecuaciones necesarias para integrar el sistema; sin embargo, se han interpuesto recursos, que en la actualidad, está evaluando la empresa gestora que no permiten avanzar en el tema. Pedro Ruano, presidente de la Junta Directiva de Recaudo Bogotá, destacó que desde su punto de vista “la integración es realmente fácil, si hay colaboración y nosotros no la hemos tenido, pero hemos seguido trabajando para lograrla”.

El problema más allá de tener multiplicidad de tarjetas es que pareciera que los sistemas no son compatibles. Ruano afirmó que eso no es cierto, sino que la información no ha llegado a sus manos en los tiempos necesarios y algunas, simplemente no están disponibles porque Angelcom no las provee. “Puede haber multiplicidad de tarjetas, pero esta situación no debe afectar al ciudadano”, sostuvo Sanclemente. En esta vía, está trabajando Recaudo Bogotá con el fin de que Fase III sea compatible con I y II, lo que aún está en etapa de prueba.

Sobre el otro tema en cuestión, que es el desmonte de rutas tradicionales, en cambio de las zonales del Sitp, también ha habido inconvenientes, aunque, afirma TM se han hecho ya 10,9 millones de viajes en la operación zonal y 17,7 millones de viajes en troncal, en este tiempo de implementación. En abril de 2014 habrá 17 rutas especiales, 39 complementarias, 343 urbanas , 114 alimentadoras y 116 troncales . El desmonte de rutas debe ser una operación coordinada entre la Secretaría de Movilidad y TM; sin embargo, aclaró Sanclemente, las negociaciones de los empresarios del transporte tradicional con los operadores concesionarios, no tiene ninguna relación con la empresa del Distrito. Los patio-garages, afirmó, también son responsabilidad de los concesionarios.

Por la séptima ya no irán 3.000 buses
A partir de diciembre saldrán 3.000 buses “chimenea”, que transportan cada uno 19 pasajeros, y en vez de ellos circularán 200 padrones nuevos híbridos con capacidad de 80 viajeros del Sistema Integrado de Transporte Público (Sitp). “Independientemente de que por la séptima vaya tranvía, Transmilenio o metro ligero, no es suficiente para atender la demanda, con una capacidad de 300.000 pasajeros al día, se implementarán unos padrones duales, equipos con capacidad para 80 pasajeros como una operación pre-troncal”, afirmó. Los buses saldrían desde el 20 de julio recogiendo y recibiendo pasajeros con una plataforma alta a la izquierda y a partir de la estación Museo Nacional se empezaría a hacer el recorrido por puerta derecha.

Las opiniones

Diego Ardila
Contralor de Bogotá

“En el Sitp hay atraso del 70%, no hay avances en la unificación en el sistema de pago y sorprende que a 2016 la ciudad tenga que pagar $750.000 millones”.

Fernando Sanclemente
Gerente de Transmilenio

“Los $750.000 millones que cuesta la implementación del Sistema Integrado es el costo que debe pagar la ciudad para migrar de la anarquía a la civilidad en movilidad”.

María Fernanda Rojas
Directora del Idu

“De los 16.000 kilómetros que tiene la malla vial de la ciudad, 7.000 se registran en mal estado, pero de estos, solamente 800 pertenecen al Sitp”.