.
CONSTRUCCIÓN Habrá más de 30.000 salones de clase nuevos en el país en 2018
viernes, 1 de septiembre de 2017

Se están invirtiendo $3,75 billones en el Plan Nacional de Infraestructura Educativa.

Ximena González - xgonzalez@larepublica.com.co

Una de las principales metas que tiene el Gobierno Nacional es construir y/o contratar 30.693 aulas con el fin de cubrir 60% del déficit de infraestructura educativa que hay en Colombia.

Así lo destacó la ministra de Educación, Yaneth Giha, “el país está respondiendo a una deuda histórica con el Plan Nacional de Infraestructura Educativa (Pnie) que contempla la construcción o contratación de más de 30.000 aulas nuevas hasta el próximo año”.

Los esfuerzos en este sentido no han parado. Desde 2015 se han entregado 5.196 aulas y actualmente, hay 9.618 aulas con contrato de ejecución.
Actualmente se están desarrollando proyectos de infraestructura educativa en todo el país con una inversión que incluye diferentes fuentes de financiación de más de $3,75 billones.

En Antioquia, por ejemplo, en los proyectos del Pnie que están en ejecución la inversión es de $402.214 millones; en Atlántico, $318.228 millones; Bolívar, $167.903 millones; Boyacá, $191.076 millones; Chocó, $150.571 millones y Cundinamarca, $255.157 millones.

Vale resaltar que con estas inversiones los principales beneficiarios han sido los estudiantes que han podido acceder a la Jornada Única. Hoy, más de 560.000 estudiantes de 1.207 instituciones educativas, ubicadas en 85 de las 95 Entidades Territoriales Certificadas, reciben entre seis y ocho horas diarias de clases, con lo que se está logrando cerrar las brechas existentes entre la educación pública y privada.

“Este año empezaremos la construcción de más de 12.000 aulas nuevas en las diferentes regiones del país, que se suman a las que ya hemos entregado con el Plan Nacional de Infraestructura Educativa. Asimismo, se abrirán los procesos de contratación de más de 6.000 aulas adicionales por el mecanismo de Alianzas Público Privadas y por el Sistema General de Regalías”, indicó la jefe de la cartera de Educación.

Además, Giha destacó que el avance del Pnie es una realidad gracias a la suma de esfuerzos e inversiones del Gobierno Nacional, alcaldías y gobernaciones.
En palabras de David Díaz Rivera, director de Hábitat de la Universidad del Rosario, “es innegable que existen esfuerzos en los diferentes niveles de educación en el país por tener infraestructuras de alta calidad, no solo desde lo arquitectónico sino también desde la concepción espacial de pedagogías innovadoras. Dos ejemplos recientes son el Centro de Desarrollo Infantil Hogares Soacha (2.600 m2) y la nueva Sede de la Universidad Distrital en Bosa-Bogotá (28.400 m2)”.

Sin embargo, Díaz considera que pese a los esfuerzos también resulta innegable el bajo nivel de prioridad que se le da a temas de inversión en ciencia, tecnología y educación (entre otros) en Colombia. “En el Presupuesto General de la Nación para 2018 estos temas siguen reduciendo su participación porcentual, lo que podría calificarse como incoherente si se entiende que son cuestiones prioritarias en un escenario de posconflicto”, agregó. Para el director de Hábitat de la Universidad del Rosario, al final los buenos ejemplos de infraestructura moderna para educación son magníficos pero resultan insuficientes, más si en adelante el panorama de inversión sigue a la baja.

Se debe seguir trabajando
De acuerdo con la ministra, uno de los propósitos es convertir a Colombia en el país mejor educado de América Latina en 2025. “Los recientes resultados de las pruebas nacionales e internacionales y el trabajo de profesores, rectores, estudiantes y padres de familia demuestran que alcanzar esta meta sí es posible. Uno de los desafíos para seguir avanzando, entre muchos otros, es continuar ampliando y mejorando la infraestructura educativa para que nuestros maestros y estudiantes cuenten con espacios dignos que faciliten los procesos enseñanza y aprendizaje”.

En ello coincidió Clara Velázquez, docente del programa de Negocios Internacionales del Politécnico Grancolombiano. “Hacen falta esfuerzos y recursos para invertir en infraestructura y adaptar las condiciones de los centros educativos a las nuevas metodologías de aprendizaje, si pensamos específicamente en la implementación de la jornada única se necesitan más espacios lúdicos, también espacios para comedores y lugares de recreación”.