.
ENERGÍA Grupo Energía de Bogotá y EPM le apuestan a crear ciudades inteligentes
viernes, 20 de octubre de 2017

Promueven la movilidad eléctrica y con gas natural vehicular, al igual que el uso de energías no convencionales.

Katherine Benítez Piñeros - abenitez@larepublica.com.co

Una de las afirmaciones de Astrid Álvarez, presidenta del Grupo Energía de Bogotá (GEB), en el foro “Liderazgo y mercado de la energía en América Latina” realizado por LR, fue que con la recomposición de la matriz energética, las multilatinas del sector (EPM, GEB, Celsia e ISA) están dando el salto para incursionar en nuevas tecnologías para las ciudades inteligentes del futuro.

Entonces, ¿qué tipo de iniciativas llevan a cabo estas compañías? En el caso del GEB, uno de sus ejes principales está en la apuesta por la movilidad eléctrica y la masificación del uso de gas natural vehicular.

De hecho, como resultados del plan piloto del vehículo recolector de residuos dedicado a gas natural (GNV), puesto en marcha por TGI y Codensa, Álvarez señaló que si la flota (220 vehículos) fuera a GNV, habría un beneficio económico de alrededor de $2.700 millones al igual que un ahorro de cinco toneladas de dióxido de carbono y la reducción de 100% de las emisiones de material particulado.

Así mismo, en Lima más de 225.000 autos han sido convertidos a GNV y hasta 600 buses del sistema de transporte masivo de esa ciudad funcionan con este combustible.

Otras de las iniciativas que tiene el Grupo de Energía de Bogotá es el tema de generación distribuida, la gestión de redes inteligentes y los edificios eco-eficientes.

LOS CONTRASTES

  • Astrid ÁlvarezPresidente del Grupo Energía de Bogotá

    “Una vez se asegura el suministro de los energéticos tradicionales, las compañías incursionamos en tecnologías para las ciudades del futuro”.

  • Jorge Londoño de La CuestaGerente general de EPM

    “Una empresa no se puede concentrar únicamente en energías no convencionales porque el mercado necesita respaldo-firmeza”.

Entre tanto, dos de los proyectos que lleva a cabo actualmente EPM son los de movilidad eléctrica y el distrito térmico en el sector de La Alpujarra, el cual fue inaugurado a inicios del año pasado.

Según explicó Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de EPM, “un distrito térmico envía agua fría con una tecnología a gas para prestar el servicio de aire condicionado, logrando una reducción de costos de 25%”. En su construcción, EPM hizo una inversión de $50.000 millones.

Así mismo, en relación con la movilidad eléctrica, Londoño señaló que actualmente hay dos ‘electrolineras’ en Medellín, y están en la fase final de la instalación de 33 adicionales que estarán listas en noviembre, las cuales estarán ubicadas en 15 zonas de la ciudad. Igualmente, EPM ofrecerá los cargadores para las empresas y las viviendas.

Londoño también recordó que la compañía compró una flota de 10 carros eléctricos para fomentar el tema en la ciudad y tiene también un bus eléctrico para su ruta interna.

“En el primer semestre de 2018, en conjunto con otras instituciones de la ciudad (Metro de Medellín, Área Metropolitana del Valle de Aburrá y la Secretaría de Tránsito, hicimos un convenio interadministrativo para traer dos buses eléctricos, el cual va a tener unas rutas en el sistema de buses de Medellín”, dijo Londoño.

Respecto a otros tipos de energía no convencional como la eólica, el directivo destacó que EPM desde hace más de 15 años tiene un parque eólico en La Guajira (el primero en el país). Igualmente, hace tres años se construyó un parque eólico en Chile, con una capacidad cercana a 80 MW.

“La importancia de las energías no renovables es que son más benévolas con el medio ambiente y desarrollar este tipo de proyectos implica más tiempo y menos dinero. No obstante, es importante señalar que tanto el viento como el sol no operan 24 horas del día por lo que una empresa no se puede concentrar sólo en energías no convencionales ya que es importante ofrecerle al mercado lo que se llama respaldo-firmeza”, aseguró el gerente general de EPM.

Entre tanto, Celsia, empresa del grupo Argos, inició la operación de Celsia Solar Yumbo, la primera planta de generación solar a gran escala en entregar energía al Sistema Interconectado Nacional (SIN), con una capacidad instalada de 9,8 MW.

Igualmente, otro de los proyectos es en Serena del Mar en Cartagena, junto con Novus Civitas. Según Celsia, prestarán servicios como la implementación de soluciones con energía solar fotovoltaica, la instalación de activos eléctricos para uso de las edificaciones, el diseño y la puesta en marcha de un distrito térmico, comercialización de energía, red de datos, entre otros.

La compañía también inició la instalación de estaciones de carga (la primera fue en el centro comercial Oviedo en Medellín), la cual cuenta con dos puestos de carga para vehículos eléctricos, cuatro terminales para carga de bicicletas eléctricas y 18 biciparquederos.

Por su parte, ISA tiene un proyecto de almacenamiento de energía en el SIN, una iniciativa desarrollada y patrocinada en asocio con la Ustda (Agencia de Comercio y Desarrollo de Estados Unidos por sus siglas en inglés).

Es importante recordar que ISA tiene presencia en Centroamérica, Ecuador, Perú, Bolivia, Chile, Argentina y Brasil. Así mismo, el GEB también está en el mercado centroamericano, en Perú y Brasil; Celsia en Centroamérica, y EPM, además de Centroamérica, está también en Chile. Por su parte, Promigas está solo en Perú.