La cifra de empleo en Estados Unidos vuelve a impactar los mercados y los índices retroceden desde sus máximos récord de jornadas pasadas

Reuters

Los índices S&P 500 y Nasdaq caían en las primeras operaciones del miércoles, retrocediendo desde máximos de récord tras datos que mostraron que en noviembre hubo menos contrataciones de las previstas en el sector privado de Estados Unidos.

En la apertura, el Promedio Industrial Dow Jones cedía 128,83 puntos, o un 0,43% a 29.695,09 unidades; el índice S&P 500 bajaba 8,67 puntos, o un 0,24%, a 3.653,78 unidades; y el Nasdaq Composite retrocedía 69,36 puntos, o un 0,56%, a 12.285,75 unidades.

Estados Unidos y la vacuna covid-19

Reino Unido se adelantó el miércoles a Estados Unidos en la aprobación de la vacuna contra el covid-19 de Pfizer, acelerando el escrutinio de reguladores que evalúan si conceder el uso de emergencia en el país que más infecciones por coronavirus tiene en el mundo.

Un día después de que altas autoridades de salud de Estados Unidos anunciaron planes para comenzar a administrar la vacuna tan pronto como a mediados de diciembre, los reguladores británicos otorgaron la aprobación de uso de emergencia a la vacuna desarrollada por Pfizer Inc junto con la alemana BioNTech SE.

El doctor José Romero, presidente del Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, dijo que mirarán de cerca para ver qué pueden aprender de la experiencia británica con una vacuna que requiere refrigeración extrema.

"Personalmente, estoy interesado en ver cómo la distribuyen y cómo funcionan en el mundo real sus sistemas de transporte y las bandejas de hielo seco que contienen la vacuna", dijo Romero a CNN.

Un panel de asesores externos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) se reunirá el 10 de diciembre para discutir si recomienda la autorización de uso de emergencia de la vacuna de Pfizer. Se espera que la candidata de Moderna sea revisada una semana después. Hay otras más en desarrollo.

Si bien algunos funcionarios sanitarios estadounidenses esbozaron un cronograma que asume que la autorización de la FDA llegará pocos días después de la reunión del 10 de diciembre, el director del Centro de Evaluación e Investigación Biológica de la FDA, el doctor Peter Marks, dijo la semana pasada a grupos de defensa de los pacientes que podría tomar "de unos días a unas semanas".

El comisionado de la FDA, Stephen Hahn, indicó igualmente que el proceso podría llevar más tiempo, y que la vacuna requiere dos inyecciones separadas administradas con tres semanas de diferencia.

Dado que muchos estadounidenses se niegan aún a seguir las pautas básicas de salud pública sobre el uso de mascarillas y evitar las multitudes, una vacuna podría ser crucial para detener una pandemia que acabó con la vida de 10.000 personas e infectó a 1,1 millones solo la semana pasada en Estados Unidos.