La empresa anunció además que vendió 240 millones de teléfonos inteligentes en 2019, un alza de 16,5% frente a los 206 millones del año anterior

Diario Financiero - Santiago

Huawei reportó hoy un aumento sólido de sus ventas en 2019, un año que estuvo marcado por las tensiones con el presidente estadounidense Donald Trump, quien aplicó sanciones para debilitar al grupo tecnológico chino y excluirlo de los mercados occidentales.

La compañía de tecnología más grande de China registró un alza de 18% en las ventas a US$ 120 mil millones, por debajo del crecimiento de 23% del primer semestre y por debajo también de sus objetivos internos.

Sin embargo, la cifra estuvo por encima de lo que esperaba su fundador Ren Zhengfei, quien después de que Estados Unidos prohibió las exportaciones a la compañía en mayo, estimó que los ingresos anuales se mantendrían estables desde 2018 hasta fines de 2020, en cerca de US$ 100 mil millones. Según analistas, este desempeño se explica en parte a una rápida reconfiguración de la cadena de suministro de la firma.

Huawei debería prepararse para un desempeño similar en 2020 si la Casa Blanca mantiene las restricciones en la venta de software y circuitos que necesita, como aplicaciones esenciales para teléfonos Android, dijo el presidente rotativo Eric Xu en un memorando hoy martes a los 190 mil empleados de la compañía.

La empresa anunció además que vendió 240 millones de teléfonos inteligentes en 2019, un alza de 16,5% frente a los 206 millones del año anterior. Huawei se habría convertido en la marca líder de celulares del mundo si no hubiera sido por las sanciones, dijo el jefe de consumo, Richard Yu, en un memorando separado.

Reestructuación de ejecutivos

Xu planteó además la necesidad de eliminar hasta el 10% de los gerentes de peor desempeño de la compañía en 2020. Algunas unidades de soporte o incluso operativas se fusionarán o reducirán, dijo el ejecutivo, y agregó que los empleados podrían ser reasignados a otras divisiones.

"La supervivencia será nuestra primera prioridad", dijo Xu, uno de los tres ejecutivos que se turnan para dirigir el gigante tecnológico durante el año. "No creceremos tan rápido como lo hicimos en el primer semestre de 2019, un crecimiento que continuó durante todo el año debido al gran impulso en el mercado".

Los analistas advierten que la compañía tiene un desafío difícil en el extranjero, donde los nuevos teléfonos de Huawei se venden sin acceso a la tienda de aplicaciones Google Play debido a las sanciones.

Presión de EE.UU.

Washington ha presionado a sus aliados para que prohíban a Huawei su próxima generación de redes de telecomunicaciones, alegando que su equipo representa una amenaza para la privacidad y la seguridad nacional.

Meng Wanzhou, directora financiera de la empresa e hija de Ren, fue detenida en Canadá en diciembre de 2018 por cargos estadounidenses relacionados con la violación de las sanciones de Irán.

La prohibición se aplica a todas las exportaciones de tecnología de origen estadounidense a Huawei sin licencia. Pero las firmas estadounidenses han aprovechado las exenciones en el régimen de sanciones que le permiten vender bienes a Huawei que se producen en un tercer país.

"Huawei se ha manejado bien por dos razones: ha reemplazado los componentes de EE.UU. notablemente rápido; y la designación de la lista de entidades todavía le permite a la compañía comprar productos de muchas compañías estadounidenses", dijo Dan Wang de Gavekal Dragonomics, una firma de investigación con sede en Beijing, a Financial Times. "Sin embargo, existe el riesgo de que el gobierno de EE.UU. intensifique las sanciones y elimine la última opción".