RIPE:
EXPANSIÓN

La ayuda consistiría en fondos para cubrir la nómina de los empleados durante otros seis meses, mientras capean la pandemia del coronavirus

Expansión - Madrid

La compañía aérea norteamericana United Airlines ha advertido que se verá obligada a recortar 2.850 puestos de pilotos este año si el gobierno estadounidense no extiende un paquete de ayuda para sostener a las aerolíneas.

Esa ayuda consistiría en fondos para cubrir la nómina de los empleados durante otros seis meses, mientras capean la pandemia del coronavirus.

Los recortes de empleos, publicados en un memorando a los empleados y compartido con los medios -según señala Reuters-, se llevarían a cabo entre el 1 de octubre y el 30 de noviembre y son significativamente más altos que los anunciados a principios de esta semana por sus rivales Delta Air Lines y American Airlines.

Más expuesta a los viajes internacionales
"Es importante señalar que nuestras cifras se basan en la demanda de viajes actual para el resto del año y nuestro programa de vuelos anticipado", señala United en el memorándum.

United está más expuesta que otras compañías aéreas a los viajes internacionales, un segmento que se espera que tarde más en recuperarse de la pandemia.

Las aerolíneas recibieron US$25.000 millones en fondos de estímulo del gobierno de Estados Unidos en marzo, destinados a cubrir las nóminas y proteger los empleos hasta septiembre. A medida que se agota el dinero sin una recuperación de viajes a la vista, las aerolíneas y los sindicatos presionan a Washington para obtener otros US$25.000 millones, pero las conversaciones se han estancado.

Según los términos del primer paquete, las aerolíneas no pueden realizar recortes laborales hasta el 1 de octubre.

Lea la nota original aquí.