RIPE:
EXPANSIÓN

En lo que respecta a 2021, S&P mejoró la previsión de crecimiento para España hasta el 8,2%, para 2022 la proyección es de 4,3%

Expansión - Madrid

La agencia de calificación crediticia S&P global empeoró por sexta vez consecutiva en 2020 sus perspectivas económicas para España, de forma que ahora estima una caída del 11,3% del producto interior bruto (PIB) en 2020, frente al descenso del 9,8% que preveía en junio, según se desprende de un informe publicado este jueves por la firma.

La rebaja de España contrasta con el resto de grandes economías europeas, ya que es el único país que ha experimentado una revisión a la baja de sus pronósticos.

En concreto, la estimación de Alemania se situó ahora en una caída del 5,4% del PIB en 2020, frente al 6,2% estimado en junio. De su lado, Francia se contraerá un 9%, frente al 9,5% anterior e Italia observará una caída del 8,9%, cuando la previsión de hace tres meses era de un 9,5%.

Asimismo, Países Bajos verá como su PIB se reduce un 5,2% este año, aunque S&P esperaba una contracción del 5,9% en junio. La estimación para Bélgica también se ha mejorado en tres décimas, hasta el 7,6%. Fuera de la Unión Europa, S&P ha decidido revisar a la baja las estimaciones de caída para Reino Unido hasta el 9,7%, frente al 8,1% anterior y ha mejorado las de Suiza, hasta un descenso del 4,3%, una mejora de dos puntos.

En lo que respecta a 2021, S&P ha mejorado la previsión de crecimiento para España hasta el 8,2%, desde el 6,8% que estimaba en junio. Para 2022, la estimación se ha situado en el 4,3%, cinco décimas más, y para 2023, en el 2,3%, tres décimas menos.

En lo referente a la tasa de desempleo, la calificadora de riesgos considera que España cerrará este año con un paro del 16%, mientras que en junio esperaba una tasa del 17,6%. En cambio, para 2021 ha empeorado la cifra en medio punto, hasta el 17,5%. La economía no se acercará a los niveles de paro en los que cerró 2019 (14,1%) hasta 2023, cuando alcance un 14,3%.

Lea la nota completa aquí.