miércoles, 1 de julio de 2020

El avance de varios proyectos de vacunas contra el virus está siendo seguido de cerca por los inversionistas

Reuters

El índice S&P 500 subía el miércoles cuando las esperanzas de tener una vacuna para el COVID-19 crecían, lo que contrarrestaba el temor a una nueva ronda de cierres tras el aumento récord de casos de coronavirus en Estados Unidos.

Una vacuna COVID-19 desarrollada por Pfizer Inc. y la empresa alemana de biotecnología BioNTech se mostró prometedora y era bien tolerada en las primeras etapas de pruebas en humanos.

Las acciones de Pfizer subían un 4,1% por las noticias, mientras que BioNTech ganaba un 3%, ayudando a mejorar el estado de ánimo en Wall Street después de que Estados Unidos reportó 47.000 nuevos casos de coronavirus el martes, el mayor incremento en un día desde el comienzo de la pandemia.

Las actualizaciones sobre el avance de varios programas de vacunas COVID-19 están siendo seguidas de cerca por los inversores, y han sido en parte responsables del reciente rally de Wall Street. El S&P 500 cerró su mejor trimestre desde 1998 el martes.

Los inversores también se han centrado en los señales de una recuperación económica por el alivio de los cierres inducidos por el coronavirus. Los datos del miércoles mostraron que una caída en la manufactura global se estaba relajando en junio, con las cifras de Estados Unidos alcanzando su nivel más alto en más de un año.

A las 1524 GMT, el Promedio Industrial Dow Jones bajaba -26,84 puntos, o un -0,10 por ciento, a 25.785,63 unidades, mientras que el S&P 500 avanzaba 14,7 puntos, o un 0,47 por ciento, a 3.114,99 unidades. El Nasdaq ganaba 63,717 puntos, o un 0,63 por ciento, a 10.122,482 unidades.

FedEx Corp subía 16,0% después de registrar ganancias e ingresos trimestrales mejores de lo esperado, ayudado por un aumento en las entregas a domicilio impulsadas por la pandemia.