.
MÉXICO Sin acceso a servicios de salud, 28,2% de la población de México durante pandemia
viernes, 6 de agosto de 2021
RIPE:
EL ECONOMISTA

Se registró que más de 35,7 millones de personas en el país no contaron con atención médica el año pasado

El Economista - Ciudad de México

La Medición de Pobreza 2020 elaborada por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) de México demostró que el número de mexicanos que no tuvo acceso a los servicios de salud se incrementó en comparación con hace dos años.

De los seis indicadores de carencia social que estudia el Coneval, el que se refiere al acceso a los servicios de salud fue el que presentó un mayor incremento. En el 2018 había 20,1 millones de personas que no contaban con estos servicios, una cifra que incrementó a 35,7 millones el año pasado, cuando detonó la pandemia.

De esta manera, la población pasó de representar 16,2% a 28.2%, lo que significó un incremento de 12 puntos porcentuales.

Juan Nabor Cruz, secretario ejecutivo del Coneval, indicó que el incremento es explicado por la drástica disminución que se dio en la población afiliada al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) —anteriormente Seguro Popular— que pasó de 42,1% a 26.9 millones de personas.

El mayor incremento de esta carencia se observó en las zonas rurales. En el 2018, 13,7% de la población rural no contaba con acceso a servicios de salud, tasa que aumentó a 30,5% en el 2020, mientras que en el entorno urbano pasó de 17% a 27,4% en dos años.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (Enigh) 2020, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) —cuyos datos se toman en cuenta por el Coneval para sus cálculos— en el 2020 las familias en México incrementaron su gasto en salud en 40 por ciento.

Seguridad social, la mayor carencia

Si bien el acceso a servicios de salud fue la carencia que más creció en dos años, la seguridad social continúa con el mayor porcentaje de mexicanos sin ella, pese a disminuirse.

En el 2018, el 53,5% de la población en el país no contaba con seguridad social, lo que se tradujo a 66,2 millones de mexicanos. El año pasado, este porcentaje disminuyó a 52%, es decir, 66 millones de habitantes en el territorio no contaron con ella.

El Coneval también proporcionó datos de que en dos años, la población que trabaja con acceso a la seguridad social pasó de 35% a 35,8%, mientras que la que no trabaja, pero tiene acceso a ésta pasó de 45,8% a 47,6%.

Respecto a otras carencias, la de acceso a la alimentación nutritiva y de calidad pasó de 27,5% a 28,6% en dos años, mientras que el rezago educativo pasó de 23,5% a 24,4%.

En contraste, la carencia por acceso a los servicios básicos de vivienda pasó de 19,6 a 17,9% en dos años, seguida de una disminución de 11% a 9,3% de la carencia por calidad y espacios de vida.

“La carencia sanitaria ha profundizado los desafíos que enfrenta la política de desarrollo social en todos los ámbitos, principalmente en el ingreso, salud, educación y alimentación”, dijo el secretario ejecutivo del Coneval.

Entre las áreas de oportunidad, agregó, se encuentran el mejorar la progresividad de las transferencias públicas; fortalecer lo programas que buscan disminuir el abandono escolar; que la transición del Insabi asegure la atención a la población; procurar empleos formales para acceso a la seguridad social; así como fortalecer la atención a la población de pobreza urbana.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

México 14/09/2021 El regulador mexicano autoriza la creación de la nueva empresa Televisa-Univision

Las dos compañías planean crear una nueva firma que contará con contenido en español, según lo anunciado por la entidad.

México 14/09/2021 La pandemia le quitó a México el mercado en producción global de minerales

De 2019 a 2020, la participación mexicana en la producción mundial de oro descendió de 3,3% a 2,9%; la de cobre bajó a 3,4%

China 14/09/2021 Recortes de China en producción aluminio crearán déficit, precios tocan máximos históricos

Se espera que la escasez de energía y cierres provocados por el control de energía de los gobiernos retrasen la adición de nueva capacidad

MÁS GLOBOECONOMÍA