RIPE:

Los bonos rinden 13% y también se alejan del objetivo del 10%. También crece la volatilidad con la caída de los bonos y acciones y suba de dolar

Cronista - Buenos Aires

Los bonos argentinos siguen sintiendo el impacto a los últimos cambios en materia cambiaria y vuelven a abrir en terreno negativo. Esto hace que la
deuda se aleje de rendimientos objetivos del 10% y se ubique en terreno del 13%. El impacto sobre la deuda corporativa arrastra a la deuda soberana. Caen los bonos en línea con la mala rueda en los activos globales en Wall Street.

Tras las medidas anunciadas el martes por la noche, en el cual se implementa un supercepo, los activos finnancieros aceleran la caída. Ayer se vieron perdidas para los bonos de 5% y en la apertura de hoy se ven retrocesos de mas de 2%. En la última semana evidencian descensos de 8,5%.

La parte corta de la curva soberana con legislación internacional con el Global 2029 cae 2,97% en la apertura, de igual manera que el Global 2030 que pierde 2,93%. En la parte media, los bonos a 2035 y 2038 retroceden 2,95% y 2,55% respectivamente. Finalmente, en el extremo más largo, los bonos a 2041 y 2046 caen 2,94% y 2,84% respectivamente. En la última semana, los bonos registran caídas de 8,2% para el Global 2029, 9,7% en el Global 2030. En los bonos a 2035 y 2038 caen 8,2% y 8,3% mientras que la parte mas larga se ven retrocesos de entre 7,4% y 5,8%.

El riesgo país por su parte, se aleja de los 1000 puntos y vuelve a colocarse en niveles de 1235 puntos. De esta manera, los bonos pasan a rendir en promedio 13% y las tasas de interés regresan a niveles previos al anuncio de acuerdo con acreedores internacionales en relación al tema de la deuda.

Por su parte, los bonos de ley local también sienten el impacto y caen casi 4%. La parte corta retrocede 2,73% en el caso del AL29 y 3,91% en el caso del AL30. El bono a 2035 y 2038 retrocede 2,87% y 2,6% respectivamente.

Juan José Vázquez, head de research de Cohen explicó que la actual forma y nivel de la curva soberana es una muestra de la elevada desconfianza que hay en el mercado.

“Tenemos rendimientos similares a los que se observaban antes del anuncio del acuerdo con acreedores por ley extranjera. En parte la inversión de la curva se da porque los bonos más líquidos sobre los cuales estaban los minoritas suelen ser los más cortos yeso está jugando en contra por la actual pérdida de confianza. Uno era constructivo tras el acuerdo de deuda con Argentina teniendo en cuenta el escenario internacional de tasa cero como uno de los pilares que podrían sostener esta oportunidad. Era una oportunidad pero si se destruye la confianza que se busca generar, atacando el financiamiento al sector privado, es casi imposible”, estimó.

Lea el artículo completo aquí.