miércoles, 16 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El inversionista y presidente de Berkshire Hathaway, Warren Buffett, está convencido de un acuerdo de última hora. No cree que EE.UU. permita "dañar 237 años de historia de buen comportamiento", y añade que si finalmente entrara en suspensión de pagos sería "un acto de idiotez".

En una entrevista en la CNBC, el magnate calificó como "un arma política de destrucción masiva" la amenaza latente de una suspensión de pagos en la mayor economía mundial. Pero en sus previsiones no contempla este colapso.

Considera que Estados Unidos no hará nada que "dañe los 237 años de historia de buen comportamiento". En caso contrario, si Republicanos y Demócratas no lograran un acuerdo, ha añadido, sería "un acto de idiotez".

Buffett reitera su confianza en un inminente acuerdo para elevar, al menos temporalmente, el techo de deuda de Estados Unidos, hasta el punto de comentar que esta crisis fiscal no es motivo para frenar las compras en los mercados financieros.