El contrato se finalizó el viernes y es válido del 30 de junio de 2020 hasta diciembre de 2025, establece una presentación regulatoria

Bloomberg

Samsung Electronics Co. ganó un pedido de 7,9 billones de wones (US$6.600 millones) para proporcionar soluciones inalámbricas de quinta generación a Verizon Communications Inc. en Estados Unidos, una gran victoria para el negocio de equipos de redes del gigante de la electrónica.

El contrato se finalizó el viernes y es válido del 30 de junio de 2020 hasta diciembre de 2025, establece una presentación regulatoria.

El acuerdo marca uno de los contratos 5G más importantes de Samsung desde que la corporación más grande de Corea decidió hace años invertir en redes y competir con actores globales como Nokia Oyj y Ericsson en el suministro de equipos de telecomunicaciones. Debería elevar la participación de mercado de Samsung en la industria inalámbrica en un momento en que el líder Huawei Technologies Co. está lidiando con las sanciones de EE.UU. y el esfuerzo de Washington para lograr que los aliados de todo el mundo excluyan a la empresa china.

Janardan Menon, analista de Liberum, citó pruebas pasadas de que el gigante finlandés de equipos de telecomunicaciones está perdiendo participación en el mayor operador estadounidense frente a Ericsson, potencialmente obstaculizando su inversión a largo plazo en tecnología.

“Con este último contrato estratégico a largo plazo, continuaremos ampliando los límites de la innovación 5G para mejorar las experiencias móviles para los clientes de Verizon”, dijo Samsung en un comunicado enviado por correo electrónico.

Samsung, el fabricante de dispositivos electrónicos y chips de memoria más grande del mundo, ha estado presionando para expandir su participación en el mercado de equipos 5G e invirtiendo en redes móviles de sexta generación. La compañía no proporcionó más detalles sobre el acuerdo con Verizon. El operador de EE.UU. obtuvo el espectro de banda media muy necesario para su lanzamiento de 5G después de emerger entre los principales ganadores en una reciente subasta de ondas hertzianas en EE.UU.