.
GLOBOECONOMÍA Rajoy fija el déficit de 2012 en el 6,7% del PIB y anticipa "el fin de la recesión"
miércoles, 27 de febrero de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ripe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado en la sesión de control Congreso de los Diputados que el déficit público bajó en 2012 al 6,7% del producto interior (PIB). Este dato no incluye la ayuda a la banca. Según ha dicho, en términos estructurales el déficit se ha rebajado en 3,5 puntos porcentuales.

"El déficit que mandaremos a la CE quedará al final en el 6,7%, lo que supone un enorme esfuerzo para el conjunto de la sociedad porque en términos estructurales será de 3,5%. Esto no lo había hecho antes ningún país en la OCDE. Esto aumenta la confianza en España y hace que sigamos convencidos de que, aunque todavía no se han producido resultados, la política económica que llevamos a cabo es la buena", ha explicado, según informa Europa Press.

 
El objetivo para el año pasado era un recorte hasta el 6,3% del PIB.
 
El líder del Ejecutivo ya explicó la semana pasada en el Debate del Estado de la Nación que el saldo de las Administraciones Públicas quedaría por debajo del 7% del PIB, desde el 9,4% que marcó en 2011.
Desde la Comisión Europea se han mostrado cautos con los datos. "Si resulta que el déficit de 2012 es finalmente más bajo estaremos contentos, pero hay que esperar a la notificación de Eurostat que será publicada en abril para que podamos confirmar, y será Eurostat quien lo haga, los datos comunicados por España", dijo hoy el portavoz económico de Bruselas, Simon O'Connor.
 
Bruselas había señalado que la línea de crédito a los bancos supone el 3,2% del PIB. De hecho, la Comisión Europea señaló el pasado viernes que la cifra del déficit público español fue del 10,2% el año pasado.
Para los próximos ejercicios espera un déficit del 6,7% en 2013 y el 7,2% en 2014 (por encima del 8%, el 6% y el 6,4%, respectivamente, que se publicó hace tres meses).
"Fin de la recesión"
 
Además, el presidente ha defendido que las cuentas de este año "anuncian ya el fin de la recesión", junto con otros datos, como las "mejoras evidentes" en la competitividad que muestra la balanza de pagos o el avance en el saneamiento financiero. Por eso, Rajoy se ha reafirmado en que su política económica es la necesaria, por lo que continuará aplicando las mismas recetas.
 
En este sentido, ha defendido que las previsiones del Ejecutivo son que "las cosas empezarán a mejorar en la segunda parte del año y afectará al paro para bien", y que eso permitirá que a partir de 2014 se esté "en disposición de crecer y crear empleo".
 
Por ello, Rajoy ha restado importancia a las previsiones de la Comisión Europea, porque "lo importante no son las previsiones, que dependen de muchos factores". En este punto, ha puesto como ejemplo lo ocurrido ayer en la Bolsa como consecuencia de la inestabilidad política en Italia, "sin tener nada que ver con España".
 
"Lo importante es mantener la política económica, la consolidación fiscal, las reformas estructurales o la reestructuración bancaria. Porque eso es lo que nos pondrá en disposición de crecer y crear empleo, y el Gobierno tiene intención de mantener la política económica. Previsiones las hay de todo tipo, como sabe; de hecho hubo quien incluso pronosticó el pleno empleo para la legislatura 2008-2012", ha ironizado por último.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

China 11/06/2021 China dijo que está dispuesta a profundizar la cooperación con Brasil sobre vacunas

El director ejecutivo de Sinovac Biotech, Yin Weidong dijo que un cambio de actitud en Brasilia sería "conveniente" para las relaciones

Perú 11/06/2021 Monedas aumentan pérdidas a media jornada en medio de avance global del dólar

El índice dólar, que mide al billete verde frente a una canasta de seis monedas principales, rebotaba de una ligera caída sufrida en la sesión asiática

Estados Unidos 13/06/2021 La promesa de 1.000 millones del G-7 para nuevas dosis de vacunas se queda corta

Los líderes del bloque dijeron que para poner fin a la pandemia en 2022 se requerirá vacunar al menos a 60% de la población mundial

MÁS GLOBOECONOMÍA