sábado, 21 de enero de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Diego Carranza Agudelo - dcarranza@larepublica.com.co

Este valor de crecimiento de la productividad laboral en el país presentado por la firma, además, es el tercero más importante de las principales economías de la región, estando por debajo de Perú y México, ambos disputándose el primer lugar con la variación de este factor de 0,9% cada uno.

De acuerdo con el profesor del Observatorio Laboral de la Universidad Externado, Stefano Farné, esta cifra podría ser engañosa, teniendo en cuenta que, si bien las políticas que se están adoptando en el país van a empujar a más ciudadanos a buscar ocupaciones en los próximos años, la economía colombiana no necesariamente va a estar lo suficientemente fortalecida como para ofrecer plazas para esa fuerza laboral que incrementará.

“La reforma tributaria, a corto plazo, podría traer efectos negativos al mercado laboral. Si bien a las empresas se les van a bajar los impuestos, estos se van a incrementar en las personas, lo que disminuye sus ingresos reales. Esto hará que más gente tenga que salir a buscar trabajo y que, entonces, se cree una fuerza laboral que no va a conseguir ocupación porque las condiciones de desarrollo económico en el país tampoco van a permitir crear más empleos”, explicó Farné.

Entonces, se generaría una dualidad en la que hay mayor  potencial de productividad laboral, teniendo en cuenta el aumento de trabajadores que podrían entrar a producir, pero al tiempo van a disminuir las oportunidades para emplear a este grupo de personas que, por el contrario, entrarían a sumar en las estadísticas de desempleo en el país.

En el listado, después de Colombia se encuentra Chile, en donde el mismo factor tendría un incremento de 0,7% en los próximos cinco años. En el país austral la principal barrera que se presenta para incrementar el rendimiento de los trabajadores es la gran cantidad de población vieja que aún está activa y que disminuye las expectativas de incremento de la fuerza laboral.

El índice chileno se encuentra por debajo del dato promedio de la región, que ascenderá a 0,76% entre los años anteriormente estipulados.

De hecho, para 2015, la edad promedio de toda la población del país fue de 34,4 años, la más alta de las economías comparadas por el estudio, y esta medida, según las proyecciones presentadas, llegará a los 40,1 años en 2030, siguiendo por encima de las edades de los otros países, de los cuales Brasil tendría la segunda población más vieja, con un dato de 37,4 años.

Este último país es el que peor desempeño tendría respecto a la productividad. Allí, el incremento sería de apenas 0,5%, también afectado por la población principalmente vieja que aún trabaja.

Sin embargo, Brasil sigue estando por detrás de Chile en este sentido. Entonces, ¿por qué no tiene mejores resultados? De acuerdo con el estudio, la crisis de incertidumbre política y, por consiguiente, económica, a la que se enfrentó Brasil en 2016, y que tiene posibilidades de extenderse en 2017, hizo que todos los indicadores del país bajaran y, por supuesto, el del desarrollo en el campo laboral no estuvo alejado de esta problemática.

De acuerdo con el investigador laboral de la Universidad del Rosario, Iván Daniel Jaramillo, aunque los números son positivos, el promedio de aumento sigue siendo bajo, y esto se debe, principalmente, a las perspectivas de la región con respecto a las de los Estados Unidos.

“La recesión de la economía norte parece estar deteniéndose, y eso, a pesar de ser positivo para ellos, no necesariamente lo es para las economías del sur, en donde la inversión con capacidad de generar empleos podría empezar a mudarse hacia ese país en donde hay más estabilidad”, dijo Jaramillo.

El crecimiento de las cuentas

Teniendo en cuenta tanto el factor ya mencionado como el de capital, Colombia tendría el segundo mejor potencial de crecimiento de su Producto Interno Bruto (PIB), después de Perú, cuyo incremento de sus cuentas podría llegar a ser hasta de 3,7%.

Sin embargo, pese a que estos dos países presentarían cifras que van hacia el alza, el aumento potencial promedio de la región sería más bajo del que tuvo en los cinco años anteriores, como consecuencia de la crisis financiera que se presenta, y que se prevé que no tendrá un final pronto.

Lo anterior ocasionaría que el aumento de los ingresos latinoamericanos se hiciera a una velocidad de apenas 2,94% en el próximo periodo de medición.

El tercer potencial de crecimiento más alto es Chile (3%). Pese a que estos tres países presentarán los mejores resultados, Nomura no tenía previsto que fuera así, pues apostaban más hacia las grandes economías (México y Brasil) que finalmente terminaron siendo absorbidas por las crisis internas.

Muy sensibles a la salida de inversión extranjera

Con un déficit de cuenta corriente promedio de 3,1% del PIB regional, América Latina parece no estar blindada a la salida de la inversión extranjera directa, un escenario que se ve muy cercano como consecuencia de medidas como el aumento de la tasa de interés en Estados Unidos. De acuerdo con el estudio de Nomura, Colombia y México son los dos países más sensibles a la reducción de este flujo de capital, debido a los índices deficitarios en materia fiscal en ambos países que llegan a 5,8% y 2,9% del PIB, respectivamente.

Las opiniones

Iván Daniel Jaramillo
Investigador laboral de la Universidad del Rosario
“La recesión de la economía norte parece detenerse, y eso es positivo para ellos, pero no necesariamente lo es para las economías del sur”.

Stefano Farné
Observatorio Laboral de la Universidad Externado
“La reforma tributaria en Colombia va a traer más niveles de desempleo, porque aumentará la fuerza laboral, pero no las plazas ofrecidas”.