Según los cálculos de Andrés Manuel López Obrador, este fue el costo para los contribuyentes en el contrato pactado entre 2006 y 2012

Reuters

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que un acuerdo "leonino" de suministro de etano que presionó para cancelar entre un consorcio respaldado de la firma brasileña Odebrecht y la petrolera mexicana Pemex les había costado a los contribuyentes alrededor de 15.000 millones de pesos mexicanos (US$683 millones).

El contrato entre Petróleos Mexicanos (Pemex) y el consorcio integrado por Braskem, controlada por Odebrecht, y el Grupo Idesa de México, se firmó hace una década durante el mandato del expresidente Felipe Calderón (2006-2012).

En una transmisión en YouTube el sábado, el presidente López Obrador señaló que su estimación se basó en lo que describió como probables subsidios injustos y multas pagadas por el incumplimiento de los términos del acuerdo que describió como "leonino".

"Estamos hablando de un quebranto a la nación de alrededor de 15.000 millones de pesos", dijo el mandatario, quien recientemente señaló que el contrato debía cancelarse.

No obstante, estimó que la nación se ahorró cerca de 2.100 millones de pesos en penalizaciones que, según su cálculo, dejó de pagar su administración tras asumir el cargo a fines de 2018. "No podemos seguir con esto", dijo el mandatario.

Braskem Idesa no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios. A principios de esta semana, el consorcio rechazó cualquier irregularidad y dijo que ganó el contrato de suministro de manera justa.

Según los términos del contrato, Pemex ha tenido que entregar etano por debajo de los precios actuales del mercado.

Braskem Idesa dijo que la fórmula de precios no tenía preferencia ni ventaja y era típica de los contratos de materias primas a largo plazo y consistente con los precios cobrados Pemex en los 16 años anteriores.