El crudo subió a un máximo de nueve meses a medida que más países avanzan hacia un despliegue de la vacuna para el covid-19

Bloomberg

Los futuros del crudo de referencia mundial superaron los US$50 el barril por primera vez desde marzo, ya que la fuerte demanda de Asia y el optimismo en torno al avance de las vacunas impulsaron las perspectivas del consumo.

Los contratos en Londres llegaron a subir 2,7% al nivel más alto desde principios de marzo. Hay señales continuas de una fuerte demanda en Asia conforme las refinerías chinas toman medidas para comprar crudo de lugares tan lejanos como el Mar del Norte. Indian Oil Corp. dijo que el consumo de productos petroleros del país está casi de vuelta a la normalidad.

El crudo subió a un máximo de nueve meses a medida que más países avanzan hacia un despliegue de la vacuna para el covid-19. La curva de futuros también ha cambiado, operando en una estructura conocida como backwardation, que hace que sea rentable ampliar contratos de un mes al otro. Ello también está atrayendo una avalancha de nuevos flujos al mercado.

"Ahora que ya hemos comenzado el despliegue de vacunas en alguna parte del mundo, hay optimismo sobre la normalización de la economía mundial y, por lo tanto, de unos precios del petróleo más altos", dijo Bart Melek, jefe de estrategia global de materias primas de TD Securities.

El alza del crudo a nuevos máximos se produce pese a que las preocupaciones por el suministro y las estrictas restricciones para frenar la propagación del virus presentan vientos en contra. Los planes de Irán para aumentar las ventas de crudo representan “uno de los mayores riesgos para el petróleo el próximo año” si se materializa, dijo Commerzbank en un comentario. Por otra parte, el aumento de los casos de covid-19 en todo el mundo ha hecho que los Gobiernos vuelvan a imponer restricciones más estrictas.

“El pulso de los mercados petroleros continúa en un tira y afloja sobre el aumento de los casos de virus en Estados Unidos y Europa”, y las posibles vacunas de covid-19, dijo Ehsan Khoman, de MUFG Bank Ltd.

La demanda no solo se recupera en Asia. También hay algunos puntos brillantes en Europa. El Reino Unido, que está reanudando la actividad tras salir de un segundo cierre este mes, registró un aumento de casi un 10% en las ventas de combustible para carretera la semana pasada. El uso de combustible en Brasil superó niveles previos al virus. No obstante, la perspectiva es más incierta en EE.UU., donde el consumo de gasolina ha caído un mínimo desde mayo.