Datos que se conocieron hoy confirmaron que la economía sufrió su más profunda contracción en al menos 73 años

Reuters

El número de estadounidenses que solicitaron subsidios por desempleo por primera vez rondó el millón la semana pasada, lo que sugiere que la recuperación del mercado laboral se está estancando a medida que se agotan los fondos de ayuda financiera del Gobierno.

Otros datos del jueves confirmaron que la economía sufrió su más profunda contracción en al menos 73 años en el segundo trimestre, debido a las alteraciones provocadas por el coronavirus, con las ganancias corporativas cayendo aún más.

Aunque las nuevas infecciones de covid-19 han disminuido luego de un fuerte rebrote durante el verano boreal, aún existen muchos focos epidémicos, especialmente en campus universitarios donde se retomaron las clases presenciales.

Con el descenso del estímulo fiscal, hay cada vez más señales de que la recuperación de la economía de la pandemia se está ralentizando. Algunos economistas están reduciendo las altas estimaciones de crecimiento para el tercer trimestre.

Los pedidos iniciales de ayuda estatal por desempleo bajaron en 98.000 a una cifra ajustada estacionalmente de 1.006 millones en la semana terminada el 22 de agosto, en comparación con las 1.104 solicitudes de la semana anterior, dijo el jueves el Departamento de Comercio.

Economistas encuestados por Reuters esperaban que las solicitudes de beneficios se situaran en un millón para la última semana.

La reapertura de las empresas en mayo ayudó a disminuir las solicitudes de subsidios desde un nivel récord de 6.867 millones en marzo, cuando los negocios no esenciales fueron cerrados en un esfuerzo por frenar la propagación del coronavirus.

Los pedidos cayeron bajo el umbral de un millón al inicio del mes por primera vez desde que empezó la pandemia en Estados Unidos.

Las empresas han agotado los créditos del gobierno para facilitar el pago de salarios, en tanto que la ayuda de emergencia complementaria federal expiró en julio. Otro reporte del jueves por el Departamento de Comercio confirmó que la economía estadounidense sufrió la contracción más drástica en al menos 73 años en el segundo trimestre.

El Producto Interno Bruto (PIB) retrocedió un 31,7% a tasa anualizada en el segundo periodo a junio, dijo el Gobierno en su segunda estimación sobre la actividad. La cifra fue revisada desde la contracción de 32,9% calculada el mes pasado.

La economía entró en recesión en febrero.

(Para un gráfico interactivo del PIB de Estados Unidos abra en un navegador: http://tmsnrt.rs/29ndKyp)

Las ganancias empresariales después de impuestos sin valorar los inventarios y ajuste por consumo de capital -lo que corresponden a las ganancias de las compañías del S&P 500- cayeron un 11,7% en el segundo trimestre, tras una baja del 13,1% en el primer trimestre.