Nueva York informó 4.820 casos de virus adicionales y 21 muertes. A principios de septiembre reportaba entre 700 y 800 casos al día

Bloomberg

Nueva York ordenará que los bares y restaurantes con licencias estatales de licor cierren a las 10:00 p.m. junto con los gimnasios, y limitará las reuniones en interiores a 10 personas, dijo el gobernador Andrew Cuomo.

"Si estas medidas no son suficientes para detener la propagación, giraremos más la válvula", dijo Cuomo el miércoles durante una llamada con los periodistas para informarles sobre el coronavirus. Las reglas, que comienzan el viernes, se produjeron cuando los casos subieron al nivel más alto desde abril.

Cuomo dijo que espera evitar un bloqueo total. El estado ha visto un resurgimiento de casos de covid-19 en las últimas semanas con niños que regresan a la escuela y un clima más frío que mantiene a más personas adentro. Los bares, restaurantes, gimnasios y pequeñas fiestas son grandes contribuyentes. “Si miras de dónde vienen los casos, ves que vienen de tres áreas principales y vamos a actuar en esas tres áreas”, dijo el gobernador.

El miércoles, Nueva York informó 4.820 casos de virus adicionales y 21 muertes. A principios de septiembre reportaba entre 700 y 800 casos diarios. La tasa de pruebas positivas ha subido al 2,9%, desde menos del 1%. El estado tiene 1.628 personas hospitalizadas por Covid, el doble que hace un mes.

Se acabó la fiesta

Las elevadas tasas de infección del estado son especialmente pronunciadas en áreas adyacentes a Nueva Jersey, Connecticut y Pensilvania, donde los brotes son más severos que en Nueva York, dijo el gobernador. Decidió imponer la restricción de las 10:00 p.m. para evitar el tráfico desde Nueva Jersey, donde el gobernador Phil Murphy ordenó un límite similar, dijo Cuomo.

"Los científicos predijeron un aumento nacional y mundial, y Nueva York es un barco en la marea covid", dijo Cuomo.

Cuomo pidió al departamento de policía de la ciudad de Nueva York que haga cumplir los cierres a las 10:00 p.m. y otras restricciones, diciendo que el estado no tenía suficientes recursos para garantizar el cumplimiento.

"Las reglas son tan buenas como la disciplina individual y la aplicación local", dijo.

En cuanto a las consecuencias económicas de las restricciones, Cuomo dijo: “Ha sido duro para todos y más duro para aquellas familias que han perdido a un ser querido. Perder dinero duele, pero perder a un ser querido dura para siempre ".