Según la firma, con el "incumplimiento del deber fiduciario como director de la compañía por parte de Ghosn y su apropiación indebida de los recursos"

Diario Financiero - Santiago

Nissan presentó este miércoles una demanda ante un tribunal civil japonés para exigir 10.000 millones de yenes (unos US$90 millones) a su expresidente y CEO Carlos Ghosn, quien a su vez ha denunciado al fabricante por un despido improcedente.

Según explicó el grupo automotor nipón en un comunicado, la idea es intensificar los esfuerzos para recuperar las pérdidas que alega provienen del uso privado del avión de la compañía por parte del ejecutivo, pagos a su hermana y otros daños.

Nissan describió la acción contra Ghosn como una demanda por "años de mala conducta y actividad fraudulenta", que viene a sumarse a una lista de batallas legales que se libran entre Nissan y su antiguo jefe en varias jurisdicciones de todo el mundo.

El monto de esta medida está relacionado, según la firma, con el "incumplimiento del deber fiduciario como director de la compañía por parte de Ghosn y su apropiación indebida de los recursos y activos de Nissan".

También incluyen el costo de una investigación interna contra el exdirectivo, así como los gastos de varios procesos judiciales en curso de Nissan en Japón, Estados Unidos y Holanda.

Nissan indicó que la suma que reclama podría aumentar porque el grupo podría tener que pagar sanciones financieras.

En diciembre el fabricante de automóviles aceptó pagar una multa de 2.400 millones de yenes (US$21,8 millones) a la agencia japonesa de servicios financieros (FSA) por haber disimulado ciertos pagos a Carlos Ghosn en sus informes anuales.

El exmagnate huyó de Japón a Líbano en diciembre, violando las condiciones de su libertad condicional en Japón, y dejó a uno de sus colaboradores, el estadounidense Greg Kelly, solo frente a la justicia japonesa.

Ghosn reclama por su parte ante la justicia holandesa 15 millones de euros (US$16,3 millones) de indemnizaciones por parte de Nissan y Mitsubishi Motors por despido improcedente.