La intensa competencia podría descarrilar la meta del director ejecutivo Reed Hastings de llegar a 100 millones de clientes en India

Diario Financiero - Santiago

Netflix, cuyas acciones sufrieron una fuerte caída tras reportar su mayor pérdida de usuarios en Estados Unidos desde el 2011, busca un nuevo aumento de suscriptores en India, un mercado de streaming en rápido crecimiento.

La empresa, que ya lucha con otros gigantes como Disney y Amazon, ahora también compite con emisoras y potencias de Bollywood aliadas con proveedores de servicios inalámbricos respaldados por multimillonarios, que atraen usuarios con ofertas gratuitas o de tan solo US$0,40 al mes. Esa táctica los ha puesto directamente en el camino de crecimiento en India del mayor servicio de streaming en línea pagado del mundo.

La intensa competencia podría descarrilar la meta del director ejecutivo Reed Hastings de llegar a 100 millones de clientes en India: cifra casi 25 veces superior a la base estimada de suscriptores de Netflix en el país este año.

El segundo país más poblado del mundo es una prioridad para el servicio de streaming, que efectivamente está bloqueado en China. La pérdida de 130.000 usuarios en EEUU el segundo trimestre, informada el miércoles, hace aún más apremiante el crecimiento en India.

Con una cantidad creciente de teléfonos inteligentes y un aumento en el uso de banda ancha, India se ha convertido en un campo de batalla para los servicios de streaming. Cisco Systems estima que el país tendrá 829 millones de usuarios de smartphones en el 2022, lo que se compara con los cerca de 500 millones proyectados para este año.

"Estamos viendo un aumento constante de las interacciones con espectadores de India en el cual creemos que nos podemos apoyar", comentó el director de contenido de Netflix, Ted Sarandos, el miércoles en una teleconferencia con analistas. "El crecimiento en ese país es una maratón. Estamos involucrados a largo plazo".

El mercado de contenidos a pedido de India podría crecer a US$5.000 millones en el 2023 frente a los US$ 500 millones del año pasado, estima la empresa de investigación Boston Consulting Group. Los suscriptores que pagan probablemente aumentarán hasta los 50 millones, mientras que los usuarios de videos a pedido con publicidad alcanzarán los 600 millones, proyectó BCG.

Netflix acumula más de 150 millones de suscriptores en todo el mundo, lo que le otorga la mayor base de clientes pagados. EEUU, Brasil y Canadá son tres de sus mercados más grandes, mientras que Australia es el de mayor éxito para la compañía en la región Asia-Pacífico. India se diferencia de la mayoría de estos mercados, sin embargo, por la sensibilidad de su población a los precios.

La firma con sede en California, ha respondido a la competencia en India ofreciendo un servicio solo para teléfonos móviles a menos de la mitad del precio de suscripción normal y aumentando la inversión en contenido local más que en cualquier otro mercado.

Si bien todavía está rezagada con respecto a Amazon Prime y Hotstar de Disney, los precios reducidos le permiten superar el crecimiento de sus mayores rivales, al tiempo que genera interrogantes sobre sostenibilidad y márgenes. Hotstar construyó su base transmitiendo partidos de críquet que son muy populares en la antigua colonia británica.

Netflix probablemente triplicará sus suscriptores en India este año a 4,1 millones, a poca distancia de los 4,4 millones de Amazon Prime, según estimaciones de IHS Markit. Sería un crecimiento más rápido que el de Amazon o Hotstar Premium, dos de los mayores competidores de Netflix. Otros cálculos sitúan la base de Netflix en India entre 1 millón y 2 millones. La empresa no ofrece datos sobre mercados individuales.

La compañía asustó a los inversionistas el miércoles al informar que perdió suscriptores en EEUU y sumó solo 2,8 millones a nivel internacional en el segundo trimestre, cerca del 50% de su propio pronóstico.

También reportó su vigésimo trimestre de flujo de caja libre negativo conforme invierte para sumar contenidos y reemplazar series y películas extraídas de sus plataformas por competidores como Disney.

Mientras Netflix agiliza su inversión, rivales indios como Zee Entertainment Enterprises y Balaji Telefilms apuestan por combinar sus contenidos con servicios de telefonía móvil. La red de televisión y el productor de Bollywood se asociaron con el servicio inalámbrico Jio de Mukesh Ambani y Bharti Airtel, dos de los tres mayores operadores móviles del país, para ofrecer décadas de contenidos a los suscriptores.