RIPE:
EXPANSIÓN

La ministra afirmó que crecerá en el cuarto trimestre gracias a que los indicadores positivos son más numerosos que los negativos

Expansión - Madrid

La ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital en España, Nadia Calviño, prevé que la economía española crezca en el cuarto trimestre por encima del 1,5% previsto por Funcas, aunque ha reconocido que el crecimiento no será de la misma intensidad que el estimado por el Gobierno para el tercer trimestre (en torno al 13%). La vicepresidenta asegura que el Gobierno no renuncia a los créditos de Bruselas pero dice que ahora las transferencias son la prioridad.

Calviño reconoció en una entrevista con RNE que la economía atraviesa un momento de "altísima incertidumbre", que continuará en 2021, y ha confiado en que crecerá en el cuarto trimestre gracias a que los indicadores positivos son más numerosos que los negativos. Aunque no ha dado cifras, sí aseguró que el PIB aumentará por encima del 1,5 % que apuntan algunos organismos.

"Nuestras previsiones son superiores (al 1,5%), pero es evidente que el cuarto trimestre tiene que tener un crecimiento menor que el del tercero porque es el efecto del rebote. Ante la caída intensa que tuvimos en el segundo trimestre, el tercero es el de rebote y el cuarto normalmente tendrá un crecimiento de menor intensidad", dijo. Esta aminoración del crecimiento del PIB en el cuarto trimestre "no es un problema", sino todo lo contrario, pues mientras se mantenga la recuperación económica, España estaría "en la senda correcta".

La vicepresidenta insistió en que priman los indicadores positivos sobre los negativos. Así, ha destacado que el uso de tarjetas de crédito, por ejemplo, "ha subido mucho la semana pasada" y el mercado de trabajo sigue teniendo un comportamiento "muy positivo", de creación de empleo.

"Estos indicadores nos dicen que el pulso económico se sigue recuperando", ha defendido la vicepresidenta, que también ha resaltado la evolución "dinámica" de las exportaciones de vehículos a Francia y Alemania. En su opinión, lo que esto pone de relieve es que lo que pase con España también depende de lo que ocurra en el exterior, pues la economía española es una economía "muy abierta" y la pandemia es global.

De cara al próximo año, ha subrayado la necesidad de aprobar con el máximo apoyo posible los Presupuestos, ya que incorporarán 27.000 millones de euros ( unos US$ 31.771 millones) de inversiones asociadas a los fondos europeos que se pondrán en marcha lo antes posible, incluso aunque la llegada de recursos se retrase.

Ha recordado que el plan del Gobierno pasa por utilizar en una primera fase los 72.000 millones de transferencias, que hay que ejecutar entre 2021 y 2023, y luego recurrir a los créditos, cuyo plazo de utilización es mayor, de seis años.

Lea la nota completa aquí.