La compra se dio para que Metro pueda tener más cobertura de crédito y con mejor rentabilidad y conservará el nombre de Ratesetter

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

MetroBank anunció que realizó el acuerdo de compra de Ratesetter, la compañía de préstamos peer to peer, o entre pares, más grande del Reino Unido. El acuerdo se validó por más de US$14 millones, y se hizo con el fin de impulsar la recuperación de MetroBank y que así este pueda tener más cobertura de crédito y con más rentabilidad para sus clientes.

Los acuerdos entre las compañías se realizarán así: el primer pago se hará por adelantado por una suma de casi US$3 millones, el siguiente pago se hará durante los próximos tres años posteriores a la finalización del contrato, por más de US$9 millones. Todo esto sujeto a los criterios de rendimiento.

Con este negocio, MetroBank espera mejorar su rendimiento crediticio, ya que RateSetter ha logrado un rendimiento bruto total promedio de 8% para el año financiero que finaliza el 31 de marzo de 2020, y se espera que mejore el margen de interés neto en el primer informe financiero completo año de propiedad.

Los préstamos se podrán hacer a través de una plataforma escalable ya existente de Ratesetter. El equipo de trabajo estará trabajando en la nueva compañía e incluirá a los cofundadores Rhydian Lewis y Peter Behrens y al CFO, Harry Russell. Lewis se unirá al Comité Ejecutivo de Metro Bank e informará directamente al CEO de Metro Bank, Daniel Frumkin.

Ante esto, Frumkin aseguró que "la capacidad de mejorar nuestra oferta de préstamos no garantizados a nuestros clientes es una ambición estratégica e importante a medida que continuamos evolucionando el banco y aumentamos nuestros rendimientos. RateSetter es un negocio establecido con una tecnología sólida y un equipo talentoso que tiene una profunda experiencia en el mercado de préstamos no garantizados para el consumidor".

Esta negociación se hace relevante pues se completó a un precio aún más bajo de lo que algunos analistas habían predicho, lo que demostró el impacto negativo que el covid-19 ha tenido en el sector. Y, aunque permanecerá el nombre de Ratesetter, lo cierto es que con la transacción se acabará el negocio independiente de préstamos entre pares más grandes del Reino Unido.

Cabe recordar que, según información de la empresa, la adquisición no incluye la participación de RateSetter en RateSetter Australia, ya que está siendo retenida por los accionistas de RateSetter.