Las ventas en mismas tiendas crecieron 6,5% a nivel mundial, gracias a un aumento de 5,7% en EE.UU.

Diario Financiero - Santiago

McDonald's creció a un ritmo vertiginoso en el último trimestre, con la cadena de restaurantes más grande del mundo reportando su mayor alza global en las ventas desde 2012, impulsadas por los nuevos acuerdos de reparto y la inversión en productos de desayunos.

Las ventas en mismas tiendas subieron 6,5% a nivel mundial, gracias a un aumento de 5,7% en su mercado doméstico crítico. Ambas cifras superaron las estimaciones de los analistas compiladas por Consensus Metrix.

Los nuevos productos para el desayuno, como los palitos de donas, han ayudado a McDonald's a liderar en un mercado hipercompetitivo de comida rápida en EEUU.

Los descuentos también han atraído más clientes, con ofertas de dos por US$ 5. El positivo informe se conoce inmediatamente después de un trimestre igualmente fuerte para Starbucks, que compite con McDonald’s especialmente en el horario de desayunos, lo que indica que los consumidores globales aún buscan conveniencia y valor en las grandes cadenas.

McDonald's está invirtiendo en los servicios de reparto para impulsar las ventas, especialmente en el mercado estadounidense, y está funcionando. Este mes, agregó al proveedor DoorDash a su actual acuerdo con Uber Eats. Y en el futuro hay más espacio para crecer a nivel internacional, con Estados Unidos ahora bastante bien cubierto.

Aún así, hay presiones por delante. La cadena de hamburguesas está enfrentando un aumento en los costos de la mano de obra y los productos básicos, que ya han resultado en un alza en los precios del menú. Los precios internacionales de los productos básicos aumentarán 2,5% este año en comparación con el año pasado debido al incremento en los costos de las proteínas, dijo la compañía en una conferencia telefónica, más que el alza de 2% que la compañía había pronosticado para el último trimestre.

Las acciones de McDonald’s subieron hasta 2,1% en las primeras operaciones y en lo que va del año ya acumulaban un avance de 21%, por sobre el promedio del índice S&P 500.