RIPE:
GESTIÓN

El desempleo ocasionado por la crisis del covid-19 en el último trimestre abre un panorama complicado para el empleo laboral femenino

Diario Gestión - Lima

La última semana el INEI reveló las cifras del empleo en Lima Metropolitana y el panorama fue deprimente. Así, se conoció que 2,6 millones de personas perdieron su empleo en el trimestre abril-mayo-junio, lo que representa una caída de 55,1% respecto a similar periodo de 2019.

Al desagregar por sexo, se observa que 1.429.200 hombres perdieron su
puesto de trabajo (-53,6%) y también lo hicieron 1.269.900 mujeres
(-56,9%), todo esto, es un escenario marcado por la pandemia del covid-19. Respecto a esta última cifra, la profesora de la Pacífico Business School y especialista en género, Natalia Manso, señala que ahora se abre un panorama complicado respecto a la inserción laboral femenina, pues detrás de cada una de ellas, existen diversas limitantes.

El primer caso se da en las mujeres que son madres. Según precisó, hasta antes de la llegada de pandemia, las mujeres que trabajan podían dejar a sus hijos al cuidado de los centros infantiles, los cuales ahora por la crisis han tenido que cerrar.

Ahora, aquellas mujeres que perdieron su empleo y buscan encontrar uno nuevo, encuentran una dificultad: dónde dejar a sus hijos mientras buscan el
puesto de trabajo. Y, de encontrarlo, ahora deberán cuidarlos dentro de la casa debido a que se encuentran bajo el trabajo remoto. Incluso, cuando vuelvan al trabajo en oficina, vuelve la barrera de dónde pueden dejar a sus pequeños.

“Lo que cambia respecto a la situación previa de la pandemia es la carga de lo que llamamos el trabajo no remunerado, es decir, aquel que tiene que ver con el cuidado de la casa, de los niños, de las personas mayores, que es un trabajo silencioso, no remunerativo, pero que es fundamental más que nunca porque tenemos una cuarentena que limita la movilidad. Ahí es donde empiezan a
perfilarse las diferencias”, dijo.

Precisó que las mujeres, además de haber perdido el trabajo, durante esta
cuarentena han tenido una mayor carga laboral en casa. Detalla que durante la
cuarentena, las mujeres le dedicaron al hogar 9 horas y 35 minutos, tiempo
mayor respecto a los hombres que le dedicaron 6 horas y 12 minutos, de acuerdo con una encuesta elaborada por Gender Lab.

La misma encuesta señala que el 40% de las mujeres dijo sentirse angustiada por no poder concentrarse en el trabajo por toda la carga que tienen del cuidado del hogar.

Lea el artículo completo aquí.