Los planes personales de retiro no requieren cambios de ley y podrían apoyar para mantener la calidad de vida en el futuro

El Economista - Ciudad de México

Los sistemas tradicionales de pensiones en diversos países de América Latina sufren de diversas limitaciones y deficiencias. El Economista conversó con Roberto Walker, presidente de Principal para Latinoamérica, en cuanto a sus preocupaciones y sus percepciones del tema de pensiones.

“Hay muchas discusiones en los distintos países para hacer reformas. Algunas nos parecen que dan soluciones al problema y otras no son tan adecuadas. La discusión de las pensiones tiene que estar centrada en cómo mejoramos las pensiones de los trabajadores y tratar de ser lo más técnicos y responsables que se pueda para que esa solución sea lo más sustentable posible en el largo plazo”, dijo Walker.

Le preocupan los planteamientos de moverse o regresarse al pasado, a los sistemas de reparto, que ya ha fracasado.

“Los sistemas de reparto son opacos e injustos. En muchos casos son poco equitativos y tienen un efecto regresivo en la distribución de ingresos. La clase media es quien financia a los jubilados”, mencionó.

México
Walker consideró que en México se requiere una mayor innovación en cuanto al manejo de las inversiones: “Me parece correcto, pero creo que también las autoridades en general han estado excesivamente enfocadas en el tema de las comisiones, y estamos totalmente de acuerdo en que entre más eficiente y más barato sea el sistema mejor para todos. Pero al final, por muy bajas que seas las comisiones, incluso si fueran cero, asumiendo que los retornos van a ser igual de buenos, no van a cambiar dramáticamente el volumen de las pensiones”.

Dijo que las pensiones van a cambiar en la medida en que el gobierno destine sus recursos a gente que no puede ahorrar para su pensión. “Pero a las personas que pueden ahorrar les puede generar mecanismos para acumular recursos por más tiempo. El ahorro de 6.5% no es suficiente”.

El directivo señaló que actualmente las restricciones en inversiones en México son excesivas. No es posible hacer un portafolio bien diversificado, y se refleja en menos retornos. “Me da la impresión de que estamos muy tímidos. La variable crítica es cómo aumento el ahorro para mejorar los retornos de las inversiones”.

El régimen de inversión “debería permitir invertir más en renta variable y gradualmente activos alternativos”.

planes personales de retiro 2.0 (PPR)
Para aumentar el ahorro, Roberto Walker consideró que los planes personales de retiro (PPR) son una oportunidad, ya que ni siquiera se requieren cambios en la ley. “Un PPR 2.0 es un instrumento que puede facilitar el ahorro voluntario de los trabajadores, sobre todo de los de la clase media, para que puedan ahorrar a través de su nómina y que no sea engorroso desde el punto de vista fiscal o tributario”.

Hoy día existen los PPR que ofrecen diferimiento tributario. “El problema es que si una persona quiere ahorrar a través del PPR tiene que realizar una declaración de impuestos formal, para que después el Sistema de Administración Tributaria (SAT) le devuelva los recursos. Es mejor hacerlo automatizado, la tecnología y los medios de pago pueden apoyar en ello”.

“A un trabajador que decide destinar cierto porcentaje de su salario es necesario acercarle beneficios fiscales desde su comprobante de nómina”, concluyó Walker.