.
COMERCIO Los retos pendientes entre Londres y Bruselas tras el acuerdo del Brexit
viernes, 8 de diciembre de 2017

Algunos países como Francia y Alemania no parecen dispuestos a poner las cosas fáciles a los británicos.

Expansión - Madrid

Londres y Bruselas han firmado esta madrugada un acuerdo que permite desbloquear las negociaciones del Brexit y dar paso a una nueva fase en la relación entre ambos bloques. Aunque el anuncio, llevado a cabo in extremis, se considera un gran paso y ha sido celebrado por políticos y empresarios, es solo el comienzo de un arduoso camino que durará muchos meses.

¿Qué se ha aprobado esta madrugada?
La UE había exigido llegar a un acuerdo en tres temas relevantes antes de seguir negociando: frontera con Irlanda, derechos de los europeos y la factura que Reino Unido debe de pagar a sus socios por dejar la UE. La firma del acuerdo muestra que se han dado "avances significativos" en los tres campos como para intentar pasar a una segunda fase de negociaciones.

¿Qué pasa ahora?
La cumbre de jefes de Gobierno europeos de la semana próxima debe ratificar los acuerdos firmados por Theresa May, primera ministra británica, y Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea esta mañana. Para acelerar estas nuevas conversaciones sobre temas clave como la relación comercial con la UE y la seguridad, Londres ha pedido que la UE publique sus "líneas maestras" de la futura relación.

Estas sugerencias serán utilizadas por Michel Barnier, el negociador jefe de la UE, para entender qué esperan los actuales miembros del bloque del divorcio con Londres.

¿Cuáles son los temas pendientes?
La gran preocupación de Reino Unido es qué acuerdo comercial futuro tendrá con la Unión Europea, a donde se dirigen casi la mitad de sus exportaciones. La salida de la UE implica que todos los productos británicos tendrán nuevos aranceles que encarecerán su coste en el resto de Europa. Llegar a un buen acuerdo es clave para la buena marcha de la economía y para que los grandes grupos internacionales sigan invirtiendo en Reino Unido.

Por eso es previsible que los británicos ahora tengan prisa por acelerar las conversaciones, algo que puede no ser tan interesante para los europeos. "Si los británicos han tardado nueves meses en cerrar esta primera fase, aparentemente sencilla, por qué vamos a tener nosotros ahora que correr?", explicaba un diplomático europeo. El tiempo sigue corriendo en contra de los británicos. Theresa May anunció que Reino Unido debe dejar la UE en marzo de 2019.

¿Qué pasa con el periodo transitorio?
Otra de las prioridades de Reino Unido en la cumbre de la semana próxima será intentar convencer a los socios europeos de la necesidad de firmar el periodo transitorio, que comenzaría a partir de marzo de 2019 y permitiría a las empresas adaptarse a todos los cambios que traerá consigo salir de la UE. Reino Unido propondrá dos años de periodo de transición.

De lograrlo, sería un gran balón de oxígeno para las empresas británicas, que ahora están inmersas en la preocupación por la incertidumbre derivada del Brexit y el temor a que de un día para otro no puedan exportar al mercado común. Marzo de 2018 se considera la fecha límite para que las empresas sepan si van a poder contar con este periodo de adaptación, ya que a partir de esa fecha solo faltará un año para la salida oficial de la UE.

¿Qué van a hacer ahora los países europeos?
Los 27 iniciarán ahora conversaciones para conocer cuáles son sus tácticas y prioridades. Se espera que haya una nueva cumbre de jefes de Estado en marzo en la que se aprobarán las posiciones que se hayan tomado sobre el futuro de las relaciones con Reino Unido. Donal Tusk, el presidente del consejo europeo, ya explicó que solo cuando estas líneas maestras hayan sido aceptadas comenzarán las "conversaciones exploratorias" con Reino Unido.

¿Qué dicen Francia y Alemania?
Algunos países como Francia y Alemania no parecen dispuestos a poner las cosas fáciles a los británicos. Fancia, que se ha convertido en un rival de Londres a la hora de captar empresas, está viendo que la incertidumbre es buena para sus propósitos. Alemania, que también puede aprovechar la marcha de empresas de Reino Unido, es partidario de que en marzo se llegue a un acuerdo que de claridad a la situación.

Los tres puntos clave
Theresa May ha volado esta madrugada a Bruselas para llegar a desayunar con Jean-Claude Juncker y su equipo y anunciar la firma del primer acuerdo sobre el Brexit. Se trata de un paso de gran relevancia, ya que permite avanzar en las negociaciones y pasar a hablar de aspectos de calado, como la nueva relación comercial entre la Unión Europea y Reino Unido y la existencia o no de un periodo de transición, que permitirá a las empresas británicas adaptarse a la nueva situación tras la salida del mercado común.

Bruselas había dejado muy claro que hasta que no hubiera un acuerdo en tres aspectos considerados relevantes por los 27 países integrantes de la UE, no se avanzaría en otras cuestiones. Estos tres aspectos eran: el futuro de la frontera entre Irlanda y Reino Unido; los derechos de los europeos que viven en suelo británico; y la factura final que Theresa May tendrá que pagar a sus socios europeos antes de salir de la UE.

Un documento de 15 páginas ha puesto fin a 18 meses de negociaciones y ha acordado lo siguiente:

Irlanda: el asunto irlandés amenazó el lunes pasado con paralizar la negociación con Bruselas. Theresa May estuvo en Bruselas, pero no pudo firmar el acuerdo porque sus socios en el Gobierno, el partido Unionista de Irlanda del Norte (DUP), vetaron el acuerdo. Al final, Bruselas y Londres han firmado un acuerdo bastante vago, en el que May reconoce la preocupación de la DUP en el futuro de la región, pero deja claro que ni Bruselas ni Londres quieren volver a una frontera dura entre ambos países. El acuerdo reconoce la importancia de mantener el llamado acuerdo de Viernes Santo, que abrió la frontera entre Reino Unido y la República de Irlanda y puso fin a treinta años de violencia en el Ulster.

Status de los europeos: Reino Unido se ha comprometido a mantener los derechos de los tres millones de europeos que residen en suelo británico y a ofrecerles las residencia permanente (aunque no queda clara la fecha de corte). Los europeos podrán pedir la residencia a través de un sistema "transparente, fácil y directo". En resumen, los europeos podrán tener acceso a los beneficios sociales como hasta ahora y tendrán facilidades para regularizar su situación en Reino Unido, si lo desean. Sin embargo, el documento es menos claro al hablar del derecho a "reunificar" familias (europeos que quieran traer a sus familiares a vivir a Reino Unido), algo a lo que los británicos eran reticentes. Otro aspecto importante es la aceptación por parte británica de que el Tribunal de Justicia Europeo seguirá siendo la máxima autoridad en Reino Unido, al menos durante ocho años. Reino Unido quería que los jueces británicos tuviesen la última palabra en cualquier tipo de conflicto legal tras la salida de la Unión Europea, pero finalmente no será así.

Factura del Brexit: El acuerdo final sobre cuánto debe pagar Reino Unido por divorciarse de la UE es mayor que el previsto por los británicos. Supone, en definitiva, que los socios europeos no tendrán que hacer contribuciones adicionales por el hecho de que Reino Unido se vaya de la UE. May ha aceptado que Reino Unido pague en 2019 y 2020 como si Reino Unido hubiera permanecido en la UE. También acepta pagar por cualquier obligación adquirida hasta 2020 y después la cantidad se irá reduciendo durante la próxima década. en cualquier caso, Reino Unido seguirá haciendo contribuciones a la UE durante años, un escenario muy alejado del que mostraron los partidarios del Brexit. El documento firmado hoy en Bruselas no contiene cifras concretas, pero el importe total puede estar alrededor de los 45.000 millones de euros, frente a los 20.000 propuestos por Theresa May al principio de las negociaciones.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Estados Unidos 28/07/2021 Biden firma memorando para defender controles industriales de piratas informáticos

El memorando dirige al Departamento de Seguridad Nacional y al Departamento del Tesoro a crear metas de ciberseguridad para infraestructura crítica

México 30/07/2021 Pemex perdió 40% de sus gasolineras en México; quedó con 7.136 establecimientos

La estatal petrolera no ha logrado contener la pérdida de franquiciatarios que inició con la llegada de la libre competencia en la comercialización de petrolíferos

Argentina 30/07/2021 Qué mira Wall Street de la deuda argentina y por qué es un caso único en el mundo

La curva de deuda soberana de Argentina está invertida y con tasas muy altas en términos comparativos con las de otros países

MÁS GLOBOECONOMÍA