RIPE:
EXPANSIÓN

Para los analistas de bolsa, el posible confinamiento que podría anunciar esta tarde Francia agrava todas las alertas económicas.

Diario Expansión - Madrid

Los mercados financieros ahondan su bache. El continuo aumento de los contagios por covid-19 da paso a nuevas restricciones, y el posible confinamiento que podría anunciar esta tarde Francia agrava todas las alertas económicas. Las Bolsas europeas pierden hasta un 3%, al igual que un Ibex que en plena temporada de resultados se hunde a mínimos del mes de mayo. Los valores turísticos destacan en las caídas.

La avalancha de publicación de resultados alcanza su mayor dimensión de la temporada justo en unos días donde el incesante aumento de los contagios por coronavirus está dejando en un segundo plano el resto de referencias. Los analistas se plantean con el recrudecimiento de la pandemia hasta qué punto es sostenible la mejora que reflejan los resultados correspondientes al tercer trimestre. En las últimas jornadas países tan diversos como Francia, Estados Unidos, Rusia, Suecia y Polonia han superado los récords de nuevos contagios por covid-19.

A falta de progresos más rápidos en el desarrollo de vacunas, la respuesta a esta situación es la adopción de nuevas restricciones. Hoy mismo Alemania abordará el cierre de todos los bares y restaurantes del país. Medidas mucho más drásticas aún ultima Francia. Macron ha convocado para esta tarde un mensaje por televisión en el que podría anunciar un semiconfinamiento del país para intentar frenar los contagios. Boris Johnson, a su vez, sufre una presión creciente para endurecer las restricciones en Reino Unido.

Las medidas de confinamiento se abren paso otra vez en Europa, como sucedió en marzo, y las perspectivas de una rápida recuperación de la economía dan paso a nuevas alertas económicas. El temor a una segunda recesión cobra fuerza. Este contexto complica a las empresas inmersas en la publicación de sus resultados ofrecer unas previsiones de negocio clarificadoras a corto y medio plazo.

El correctivo bursátil de ayer en Europa tuvo continuidad en Wall Street, y esta mañana en índices asiáticos como el Nikkei de Japón. La oleada de resultados al cierre de la sesión de ayer por parte de varios de los mayores gigantes tecnológicos de Wall Street tampoco logra evitar los números rojos en los futuros del Dow Jones, del S&P 500 y del Nasdaq de cara a la apertura de hoy.

La renta variable europea acelera su cabe su senda bajista, y la Bolsa española agrava un bache que se ha traducido en pérdidas de 3,5% en los dos días anteriores. La jornada de hoy otorga un revés adicional de hasta el 3% al Ibex, que pierde los 6.600 y hasta los 6.500 puntos, para adentrarse en mínimos demás de cinco meses, desde mayo. A un día para la reunión del Banco Central Europeo, con nuevas restricciones a la vista y las subidas de impuestos que incluyen los nuevos presupuestos, los inversores no encuentran estímulos para lanzarse a las compras en la renta variable española.

Las referencias bajistas condicionan la acogida hoy del mayor número de resultados empresariales de lo que va de temporada en la Bolsa española. Sólo entre los integrantes del Ibex la agenda del día incluye las cuentas de Bankia, Naturgy, Red Eléctrica, Aena y ACS.

El sector bancario no logra reponerse de las caídas sufridas a última hora de ayer a pesar de los resultados y previsiones mejores de lo esperado de Santander, que llegó a subir más de un 4% durante la primera mitad de la sesión. El sentimiento negativo de los mercados en la jornada de hoy enfría la acogida de los resultados de Bankia, que redujo un 69% su beneficio hasta septiembre. El eventual impacto de las medidas de confinamiento sobre la morosidad penaliza al sector bancario, que destaca en las caídas. con Bankinter y Sabadell a la cabeza.

El sector energético, en otras ocasiones principal freno a las presiones bajistas del Ibex, sucumbe esta vez a las caídas. Los resultados de Naturgy, con un descenso de 45% en su beneficio, acelera su corrección en Bolsa, superior por momentos a 4%. Junto a las cuentas de Naturgy destacan hoy los de Red Eléctrica, que ha registrado un descenso de 4,2% en sus resultados. A pesarr de repetir dividendo, su cotización se suma a las bajadas.

Todo un peso pesado del Ibex como Inditex acentúa las caídas del índice selectivo español. Las crecientes medidas de confinamiento en España y en Europa pasa factura a su cotización, que registra mínimos intradía por debajo de los 22 euros por acción. La sesión otorga referencias claramente adversas también para Repsol. Las alertas económicas aceleran las bajadas en el precio del petróleo.

El resto de Bolsas europeas también acelera las caídas sufridas en las jornadas anteriores, hasta tocar mínimos de finales de mayo. Sin apenas datos macro destacados en la agenda del día, y a falta de una jornada para la reunión del BCE, los focos de los mercados se centran en el aluvión de resultados y, sobre todo, en las consecuencias de las nuevas restricciones adoptadas en Europa, con especial énfasis hoy en Alemania y Francia. Precisamente el Dax alemán y el Cac francés superan hoy por momentos 3% de pérdidas, a pesar de que el índice de referencia de la Bolsa de Fráncfort ya venía de caer un 4,6% en las dos sesiones anteriores.

La Bolsa de Fráncfort recibe nuevos resultados empresariales con un signo bajista. Los inversores dan la espalda a las cuentas publicadas por Basf y, en especial, por Puma. Los inversores del Dax reciben la sorpresa de los beneficios logrados por Deutsche Bank en el tercer trimestre del año, gracias al impulso de su negocio de banca de inversión. A pesar de esta mejora, el banco cotiza a la baja. Las restricciones han servido de impulso a las cuentas de compañías como Next y Carrefour. El gigante francés de los supermercados ha logrado el mayor crecimiento en ventas en dos décadas gracias a la mejora en Francia, España y Brasil. Por su parte, la británica Next, especializada en la venta de ropa a través de Internet, ha elevado por tercera vez su previsión de beneficios para el conjunto del año.

Las empresas más ligadas a la evolución del crudo vuelven a sufrir con las referencias bajistas que depara el mercado del petróleo. Las crecientes económicas y el aumento de los inventarios de crudo en EEUU aceleran los descensos en el barril de Brent, hasta poner en peligro la barrera de los US$40. El barril tipo West Texas, de referencia en EEUU, cae hasta los US$38.

La aversión al riesgo en los mercados se refleja incluso dentro de un mercado defensivo como el de la deuda pública. Los inversores centran su apuesta en la deuda europea más segura, la alemana, y optan por las ventas en el bono español a diez años, de forma que su rentabilidad repunta desde el 0,16% hasta niveles más próximos al 0,20%. Coincidiendo con la presentación de los Presupuestos para 2021, la prima de riesgosupera los 80 puntos básicos para rozar máximos de tres meses.

El perfil más defensivo de los inversores y el retraso en los nuevos estímulos billonarios que ultimaba lanza EE.UU. activan la mejora del dólar. El euro baja de los 1,18 dólares a falta de un día para la reunión del Banco Central Europeo, mientra que la libra sufre para mantener el nivel de 1,30 dólares.