RIPE:
EXPANSIÓN

La economía de la eurozona, según el informe, crecerá el próximo año en torno al 5% tras caer durante este año 7%

Diario Expansión - Madrid

El Consejo Asesor de Economistas del Gobierno alemán, los llamados "cinco sabios", espera que el PIB germano tenga este año una caída del 5,1%, menos fuerte que la que contemplaban las previsiones más pesimistas del comienzo de la pandemia, que esperaban una contracción por encima del 8%.

Los sabios son más optimistas que los institutos de estudios económicos y que el Ministerio de Economía que han estimado una contracción de en torno al 5,5%.

Según el pronóstico de los sabios, que se presentará mañana y al que han tenido acceso varios medios alemanes, la caída de la economía será menor que la provocada por la crisis financiera de 2008.

El grupo de economistas, habitualmente crítico con las decisiones políticas, le da en general buenas notas a la gestión del Gobierno durante la pandemia para reducir las repercusiones económicas.

"Los responsables políticos han reaccionado de manera rápida y decidida", dice el informe que considera que las medidas del Gobierno le han dado un impulso a la economía que puede calcularse en torno al 1,1% del PIB.

El informe resalta la importancia que tuvo el instrumento de la jornada reducida subvencionada para evitar la destrucción de empleo.

Para el año próximo se cuenta con un crecimiento del 3,7% del PIB alemán.

La recuperación económica en China, en EE.UU. y en la eurozona, según los sabios, también es algo que ayuda a una economía exportadora como la alemana.

La economía de la eurozona, según el informe, crecerá en 2021 en torno al 5% tras caer este año 7%.

El informe advierte que, con el aumento de los contagios, hay riesgos que pueden afectar los pronósticos pero cuentan con que la pandemia en invierno podrá mantenerse bajo control con menos restricciones que las que hubo en primavera y que las cadenas de suministros no se verán afectadas.

El cierre de restaurantes, hoteles y centros culturales y deportivos durante noviembre tendrá, según los sabios, un efecto leve sobre la economía que calculan en torno al 0,2%.

Incluso si las restricciones se prolongaran durante diciembre y si también tuviera que cerrar parte del comercio el dañó para la economía no aumentaría mucho.

La situación cambiaría si se viese afectadas también la industria.

Los sabios ven también positivamente el fondo de reconstrucción europeo, al que califican de "señal política para la cohesión dentro de la UE en medio de la pandemia" que además puede ayudar que crezca la productividad y la resistencia ante crisis futuras.

Sin embargo, el informe lamenta que los fondos fluyan muy lentamente, lo que le resta efectividad al fondo.