RIPE:
DIARIO FINANCIERO

La deuda total es de US$1,3 millones donde más de la mitad de debe en Uruguay y Chile. Le siguen Perú, Colombia, EE.UU. y España

Diario Financiero - Santiago

Anoche Latam Airlines solicitó al tribunal de Estados Unidos aprobar el pago de indemnizaciones y compensaciones a 2.000 excolaboradores que fueron despedidos antes y durante el proceso de reorganización que abrió la aerolínea el 26 de mayo.

La compañía aérea reconoce que hasta la fecha hubo 3.600 desvinculaciones. La deuda total es de US$1,3 millones y se reparte de la siguiente manera: en Chile US$500.000; Uruguay US$550.000; Perú US$250.000; Colombia US$20.000; Estados Unidos y España US$15.000, respectivamente.

Según cuenta la empresa ligada a la familia Cueto a partir del 1 de abril la fuerza laboral de Latam consistía en aproximadamente 17.000 asalariados (en los países que forman parte del proceso de reorganización), incluidos pilotos, auxiliares de vuelo, despachadores, mecánicos, personal de apoyo de mantenimiento de aviación, supervisores, gerentes, personal de apoyo administrativo, personal de ventas y otros.

Aproximadamente 96% de los empleados tenían su base en cinco países: Chile (56%), Perú (22%), Colombia (8%), Estados Unidos (6%) y Ecuador (4%). El 4% restante se empleó en las sucursales de Argentina, Australia, Brasil, Bolivia, España, Reino Unido, Italia, México, Nueva Zelanda y Uruguay.

Los continuos efectos económicos del coronavirus en sus operaciones, hizo que la aerolínea "tomara la difícil decisión de reducir su fuerza laboral en aproximadamente 3.600 empleados a la fecha de esta Moción, a través de una combinación de jubilación anticipada, licencia no remunerada, licencia voluntaria y terminaciones (los 'ex empleados')", dice la aerolínea.

La urgencia del pago

Al inicio del Capítulo 11, Latam buscó como prioridad pagar a los empleados actuales ciertos salarios y otras compensaciones para continuar con programas de beneficios, incluidos sus indemnización por posibles despidos, decisión visada por el tribunal el 28 de mayo de 2020.

En esa oportunidad, la aerolínea reconoce que "no buscaron alivio en la Moción de Salarios de los Empleados con respecto a la indemnización por despido y salarios de los antiguos empleados porque los Deudores tenían la intención de liquidar completamente cualquier monto impago antes de la Fecha de Petición".

Sin embargo, dada el tamaño de la compañía aérea y el alcance global de la fuerza laboral, los recursos previstos para este fin se desviaron para la preparación del Capítulo 11 y Latam no pudo con todas las obligaciones a los exempleados. Así, varios extrabajadores no recibieron toda su indemnización por despido y otras compensaciones en efectivo adeudadas al momento de su terminación.

En este sentido, Latam cuenta que la urgencia girar los pagos es porque en casi todos los países donde operan hay un marco de tiempo legalmente establecido se está por acabar.

"El incumplimiento oportuno de estos requisitos podría someter a los Deudores a sanciones administrativas y regulatorias, así como a posibles acciones de cobro por parte de los ex empleados en los tribunales de empleo locales, por no realizar estos pagos. Los posibles costos, la interrupción y la carga de estos posibles procedimientos supera con creces el modesto costo de la reparación solicitada", consignó Latam.