.
TECNOLOGÍA La Unión Europea pide más garantías para contener a los gigantes tecnológicos de EE.UU.
miércoles, 10 de febrero de 2021

El Supervisor Europeo de Protección de Datos sugirió la aplicación de más salvaguardias para garantizar el derecho a la privacidad

Reuters

El Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD), que vela por la privacidad de los ciudadanos de la Unión Europea, declaró el miércoles su apoyo a la iniciativa del bloque para limitar el poder de Apple, Amazon, Google y Facebook mediante nuevas normas estrictas.

La entidad, además, sugirió la aplicación de más salvaguardias para garantizar el derecho a la privacidad de los usuarios.

Los dos reglamentos que presentaron la comisaria de Competencia de la UE, Margrethe Vestager, y el responsable de Industria del bloque, Thierry Breton, en diciembre de 2020, se conocen como Ley de Mercados Digitales (DMA, por su sigla en inglés) y Ley de Servicios Digitales (DSA, por su sigla en inglés).

La DMA afecta a los llamados 'gatekeepers' de la red, que estarán sujetos a una lista de obligaciones, como compartir ciertos datos tanto con sus competidores como con los organismos reguladores y no privilegiar sus propios servicios en las plataformas.

La DSA exige a las grandes plataformas en línea y a otros actores de Internet que hagan más por combatir los contenidos ilegales y que sean más transparentes en cuanto a la publicidad política difundida en sus plataformas.

El importe de las multas puede alcanzar el 10% de la facturación global cuando se trata de una infracción de la DMA y el 6% si se trata de una vulneración de la DSA.

El SEPD señaló que los 'gatekeepers' deben proporcionar una forma fácil y accesible para que los usuarios consientan o rechacen el uso de sus datos personales por parte de las empresas para sus otros servicios, añadiendo que debe haber pruebas para garantizar que los datos personales sean efectivamente anónimos.

En cuanto a la DSA, la agencia indicó que debe prohibirse la elaboración de perfiles de los usuarios con el fin de moderar los contenidos y que la publicidad selectiva en línea debe ser eliminada gradualmente y prohibida en caso de seguimiento generalizado, mientras que algunos datos deben quedar protegidos frente a este tipo de publicidad.

Las normas propuestas por la Comisión Europea tendrán que ser debatidas con los países y legisladores de la UE antes de convertirse en ley, un proceso que llevará entre 16 y 24 meses.