.
GLOBOECONOMÍA La temperatura global aumentará 2,7 grados a finales del siglo
martes, 6 de junio de 2017
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Reuters

En virtud de un pacto climático global, el Acuerdo de París, casi 200 países acordaron el año pasado reducir gradualmente la emisión de gases de efecto invernadero este siglo y limitar un aumento global promedio de la temperatura a "bastante menos" de 2 grados Celsius.

La innovación en tecnologías energéticas puede ayudar a conseguir un sistema de energía más limpio, pero se necesita de fuertes señales políticas, según el reporte.

Sólo tres de las 26 tecnologías evaluadas -vehículos eléctricos, almacenamiento de energía y renovables variables maduras (sistemas fotovoltaicos y eólicos)- están bien encaminadas para cumplir con metas climáticas, según la AIE.

"La transformación hacia un sistema de energía limpia no está en línea con los objetivos de política internacional declarados. Muchas áreas tecnológicas sufren de una escasez de respaldo político y esto impide su despliegue en gran escala", sostuvo la IEA en el reporte.

La entidad afirmó que el sector de energía mundial podría alcanzar emisiones netas de dióxido de carbono de cero hacia el 2060 bajo un objetivo de limitar el aumento en la temperatura global a 2 grados Celsius.

"Pero para hacerlo se necesitaría un nivel de acciones políticas y esfuerzos sin precedentes de todas las partes interesadas", agregó el reporte.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Ambiente 21/09/2021 Volcán en erupción obliga a evacuar 5.000 personas en La Palma

El desastre comenzó el domingo pasado y destruyó más de 100 casas en la localidad de España

Hacienda 22/09/2021 Disparidad en la vacunación e inflación golpean el crecimiento económico mundial

Ocde redujo a 5,7% su perspectiva de crecimiento mundial y advierte impacto de grandes diferencias en las tasas de vacunación

Comercio 20/09/2021 Mercado Libre vuelve a ser la empresa más valiosa de la región tras caída de Vale

El derrumbe en el precio del hierro por las restricciones aplicadas en China le han costado US$40.000 millones a la compañía brasileña

MÁS GLOBOECONOMÍA