.
HACIENDA La subida del salario mínimo en España podría costar 190.000 puestos de trabajo
miércoles, 17 de octubre de 2018

Expansión - Madrid

Los expertos calculan que uno de cada diez trabajadores cobra menos que el nuevo SMI, por lo que sus empleos están en peligro. Jóvenes, mayores y nuevos ocupados, los más vulnerables.

La subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) tendrá "ganadores y perdedores", como advierten los economistas. Entre los ganadores, todos aquellos trabajadores que ahora perciben un sueldo inferior a los US$1.042,2 al mes y que se mantengan en plantilla el año que viene, que disfrutarán de una revisión salarial de hasta el 22,3%.

Entre los perdedores, quienes pierdan su empleo porque la actividad que desempeñan ha dejado de ser rentable. Esto podría provocar la destrucción de 190.000 puestos de trabajo, de acuerdo con un cálculo basado en estimaciones del Banco de España, la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y BBVAResearch.

Esto es, la medida se podría llevar por delante la mitad de los nuevos empleos previsto por el Gobierno para el próximo año, perjudicando especialmente a los colectivos más vulnerables: jóvenes, mayores, nuevos ocupados y empleados poco cualificados.

Hasta ahora, el SMI no había sido una norma que impactara en la generación de empleo, debido a que afectaba a muy pocos trabajadores. En concreto, apenas el 2,5% de los trabajadores quedaba cubierto por este mínimo en 2015, y la cifra todavía era muy limitada este ejercicio.

Sin embargo, este dato cambiará el próximo año, ya que actualmente uno de cada diez trabajadores cobra menos de US$1.042,2 al mes, en 14 pagas anuales, según calculan tanto Florentino Felgueroso, investigador de Fedea, como el servicio de estudios de BBVA. Esto es, 1,9 millones de ocupados se encuentran en esta horquilla y ahora "su empleador debe decidir si le compensa ajustar el salario hasta el nuevo mínimo legal o, por el contrario, rescindir la relación laboral", según explicó el Banco de España el año pasado, en un informe sobre las anteriores alzas del SMI.

Según los cálculos que el organismo ahora dirigido por Pablo Hernández de Cos realizó en este texto, una medida de este calibre podría provocar la pérdida de uno de cada diez de estos empleos. Es decir, 190.000 puestos de trabajo. Con todo, el impacto no será uniforme entre todos los colectivos y puede tener efectos muy dispares en función de la edad, el tipo de empresa, la ocupación o la región donde se encuentre. El texto señalaba que el colectivo de jóvenes (menores de 25 años) es donde se concentra un mayor número de trabajadores afectados por la medida, pero serían los pocos mayores de 46 años que cobran esta cantidad los que tendrían un mayor riesgo de perder su puesto de trabajo, quizá debido a que los primeros están peor pagados por su escaso poder negociador más que por su escasa productividad, mientras que un empleado senior que cobre esta cifra tiene muy complicado mantener el empleo.

Colectivos vulnerables
Los cálculos de Felgueroso también apuntan en esta dirección. El investigador de Fedea señala que, con la nueva cifra, el 22,4% de los empleados menores de 24 años quedarían cubiertos por el nuevo salario mínimo, siempre que la estructura salarial se mantuviera como en la actualidad, y la cifra sería también muy elevada entre otros colectivos, como los empleados de menor cualificación (18,3%), aquéllos que se incorporan a un puesto de trabajo después de más de un año en el paro (17%), los empleados en compañías de cinco o menos (15,3%) o los trabajadores de empresas de nueva creación (14,7%). Por sectores, resultan especialmente vulnerables tanto quienes trabajan en actividades artísticas y recreativas (ya que un 20,9% de sus ocupados se encontraría por debajo de la nueva cifra) como los ocupados en actividades administrativas y servicios auxiliares (11,5%). Y, por comunidades autónomas, aquellos empleados en Canarias, Extremadura, Murcia, Andalucía, Castilla-La Mancha o Galicia serán los más susceptibles de poder perder su puesto de trabajo.

Además, esto puede provocar un cambio de composición en la contratación, ya que reduce las posibilidades de entrada de ciertos colectivos de baja cualificación en el mercado laboral. Ante la perspectiva de tener que pagar un salario mayor por obligación, el empresario podría plantearse contratar antes a quien ya está formado, en lugar de dar una oportunidad a quien no tiene experiencia, pero está dispuesto a trabajar por una cantidad menor, ya que esta opción desaparece. Paradójicamente, esto puede provocar un aumento de la desigualdad entre los trabajadores, según advertía el Banco de España. "El análisis realizado muestra que la desigualdad salarial agregada apenas varía, aunque los cambios de la desigualdad por edades son importantes, con incrementos de la desigualdad tanto para los más jóvenes como para los más mayores", señalaba en el texto. Aunque el Ejecutivo haya destacado la necesidad de reducir la desigualdad, hay que recordar que el 80% del incremento de este desequilibrio ha venido por la destrucción de empleo.

Finalmente, el Banco de España advierte de que los efectos que señala se podrían amplificar si la subida del Salario Mínimo Interprofesional se acaba trasladando al resto de las escalas salariales. "Los efectos relativamente acotados de estas subidas están relacionados con que los salarios mínimos que resultan vinculantes para la mayoría de los puestos de trabajo en España son los pactados en la negociación colectiva, que se sitúan en la actualidad por encima del mínimo legal. En la medida en que las subidas del SMI se extendieran a colectivos más amplios de trabajadores (por ejemplo, en caso de que aquéllas fueran tomadas como referencia en la negociación colectiva), estos efectos podrían convertirse en más elevados", señalaba.

El SMI destruyó 60.000 empleos en Alemania el primer año
Hace tres años, Alemania se convirtió en un enorme laboratorio para analizar el efecto de la introducción del salario mínimo, ya que la locomotora europea no contaba con esta referencia hasta 2015.En su primer año de aplicación, el mercado laboral destruyó 60.000 puestos de trabajo, de acuerdo con un informe elaborado por la Oficina Federal de Empleo con una muestra de 15.000 empresas. Hay que tener en cuenta, que el tejido empresarial germano está compuesto en gran medida por grandes compañías capaces de formar a sus trabajadores, por lo que pudo asumir el sobre coste. El SMI lleva a un nueva situación en la que"un gran número de trabajadores se beneficiarán de salarios más altos a costa de sacrificar los empleos de un número más pequeño de empleados", advertía el texto.

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Bolsas 20/09/2021 Miedo a burbuja inmobiliaria china sacude bolsas y pasa la cuenta al precio del petróleo

Las acciones se desploman en todo el mundo y estallan las ofertas refugio como consecuencia de los problemas de Evergrande

Bolsas 20/09/2021 Bitcoin y Ether caen a medida que se amplía desplome del mercado de criptomonedas

La pérdida del valor se produce en un momento en que algunos bancos de inversión han aumentado sus pronósticos para las cripto

Bolsas 18/09/2021 Prudential recaudará hasta US$2.890 millones en la venta de acciones de Hong Kong

La oferta se produce días después de que completara la escisión de su unidad estadounidense, Jackson Financial Inc, lo que puede acelerar su competencia con el rival, AIA Group

MÁS GLOBOECONOMÍA