.
ESTADOS UNIDOS La suba de tasas de EE.UU. golpea a las tecnológicas y abre oportunidades en otros sectores
martes, 2 de marzo de 2021
RIPE:

La tasa estadounidense tocó niveles de 1,62% la semana pasada. Las acciones tecnológicas sufren más que el S&P 500. Analistas ven oportunidades en sectores cíclico

El Cronista

Existe un proceso de mayor volatilidad en Estados Unidos, generado a partir de la suba de tasas en ese país. El mercado ve presiones inflacionarias a partir de la salida de la crisis económica del coronavirus, sumado a que la emisión monetaria durante 2020 también generó presión sobre los precios. El mercado demanda mayores rendimientos a los bonos y éstos generan un aumento de la volatilidad en el mercado de renta fija. Las mayores tensiones generan un efecto contagio y de valuación en la renta variable, fundamentalmente en acciones. Advierten que aún no es el momento de salir a comprar aunque sí detectan oportunidades para el posicionamiento de mediano plazo.

Mientras la tasa estadounidense llegó a niveles de 1,62%, se ha visto un incremento en la volatilidad en Wall Street, con el Nasdaq cayendo 4,9% la semana última, su peor semana desde octubre pasado. El S&P 500, en cambio, solo cayó la semana pasada 2,4%. Es decir, la suba de tasas reciente fue una advertencia de que las tecnológicas se encuentran más vulnerables a un ajuste respecto del mercado a nivel general.

Gloria Patrón Costas, Analista de Porfolio Personal Inversiones (PPI), explicó que recientemente se ha experimentado un aumento en la volatilidad en los mercados accionarios, fundamentalmente explicada por las expectativas inflacionarias crecientes y el consecuente aumento en los rendimientos soberanos de largo plazo. La tasa de los bonos del tesoro norteamericano a diez años llegó a superar el 1,6%, su nivel más alto en los últimos doce meses.

"Con el salto en las tasas de interés, las acciones tecnológicas fueron, lógicamente, las más castigadas. Si analizamos el S&P 500 por sector, estas compañías retrocedieron cerca del 4% en la última semana de febrero, aun en medio de los resultados corporativos (en muchos casos) mejores a lo esperado. Por otro lado, los sectores asociados al crecimiento vienen siendo los ganadores. El mejor rendimiento en este sentido fue para las acciones energéticas y del sector financiero", explicó Patrón Costas.

Julio Calcagnino, analista de TSA Bursátil del Grupo Transatlántica, agregó que el mercado comenzó a ponderar el éxito de los estímulos monetarios y a incorporar en gran parte el estímulo fiscal futuro y afirmó que una consecuencia natural de esto son las presiones inflacionarias que se observan en la tasa a 10 años de los bonos del tesoro estadounidense.

"No vemos que la suba de tasas sea a priori algo negativo. Una curva con pendiente positiva generalmente no refleja incertidumbre como así tampoco recesión o deflación. Tampoco observamos un fenómeno de ‘fly to quality', quizás más asociado a un cambio en las tasas de la Fed. Sin embargo, sí estimamos que el fenómeno del 2020 en el S&P 500 no se repetirá en 2021. Observando la historia, el upside desde el piso de 2009 a un año después fue de 68,6%. Luego, un año después de ese momento, la suba fue del 15,7%. Ahora, desde el mínimo de 2020 al cierre del pasado jueves observamos un upside del mercado del 71,15%"

Por otro lado, Calcagnino estimó que, dado el excesivo posicionamiento global en renta variable y la ponderación de las acciones norteamericanas en los fondos globales cercanas a los máximos, el "dinero fácil" en acciones podría comenzar a llegar a su fin.

"Si bien esto no implica una percepción bajista sobre el S&P 500, sí recomendamos recortar exposiciones en ciertos sectores de crecimiento con fundamentales poco sólidos en relación a las valoraciones por el momento, puntualmente en empresas vinculadas a vehículos eléctricos y a las energías renovables", estimó.

Las tecnologías sufren más

La semana pasada fue una advertencia de lo que puede llegar a ocurrir en el mercado bursátil si es que la suba de tasas se sigue materializando y las mismas escalan a niveles superiores. Los sectores tecnológicos sufrieron mucho más que los cíclicos.

En el mapa de rendimientos de las acciones de la semana pasada queda claro en la parte superior cómo las acciones tecnológicas evidenciaron caídas mayores al 6% mientras que las acciones financieras tuvieron una mejor performance junto con el sector de energía y de materiales.

A la hora de entender porqué el impacto de la suba de tasas en Estados Unidos es mayor sobre las acciones tecnológicas, Manuel Carpintero, portfolio manager de Nash Inversiones, ofrece un análisis en relación a su flujo de fondos.

"Las empresas tecnológicas son en general empresas de duración larga, ya que se supone que sus cash-flow van a ocurrir en un futuro más lejano que otros sectores más defensivos, que se estima que cuentan con cash-flow futuros más cercanos en el tiempo. Esto es así porque el mercado paga múltiplos más altos, es decir, espera un crecimiento en las ganancias más grande. Al ser estos cash-flow más largos, como sucede con los bonos de mayor duración, una suba de tasas les impacta más a estas empresas. El valor presente de esos flujos es menor, ante una tasa de descuento más alta", advirtió Carpintero.

Impacto y oportunidades en Cedears

Dado el rally observado en las acciones norteamericanas y ante la falta de drivers positivos sobre las acciones argentinas, los inversores locales se han inclinado por aumentar su posicionamiento en Cedears, las cuales replican las acciones en Wall Street, sumado a la dinámica del contado con liquidación. Un ajuste en acciones de Wall Street tiene un impacto natural en el precio de los Cedears. Dado este contexto, analistas advierten que aún no es momento de salir a comprar acciones tecnológicas aunque se muestran atentos a detectar oportunidades de corto plazo.

Gustavo Domínguez, CIO de Adcap y cofundador de Banza, agregó que la suba de tasas reciente, que impacta en los Cedears como consecuencia del impacto en las acciones de la Bolsa de Estados Unidos, fue la excusa para que los mercados tuvieran una corrección.

"Vengo esperando una corrección de entre un 8% y un 10% en las acciones de menos volatilidad y de un 12% a nivel del índice Nasdaq de empresas tecnológicas, que son más volátiles. Claro que las acciones individuales van a corregir mucho más que el promedio del índice, y por eso es que algunas han caído un 20%", afirmó.

A la hora de detectar oportunidades, Domínguez resalta que desde Banza vienen siguiendo de cerca la evolución de acciones como Apple, Tesla, Taiwan Semiconductors, Nokia, y en Latinoamérica, a MercadoLibre.

"Creo que MercadoLibre es la acción que está más cerca de los niveles atractivos. Aun así, si la intención es empezar a reinvertir en el mercado en tecnológicas, no invertiría en este momento todo el capital, pero quizás sea hora de empezar a poner algo en Taiwan Semiconductors y en Nokia; en Tesla un poco más debajo de los niveles actuales, y también en Apple", dijo Domínguez.

Manuel Carpintero, por su parte, remarcó que visto desde el punto de vista de los Cedears, la última caída en acciones coincidió con un rebote en el contado con liquidación. Mirando hacia adelante, el portfolio manager de Nash Inversiones estima que aun no es momento de salir a comprar acciones.

"Creo que la tasa debería seguir subiendo un poco más, impulsada también por mayores perspectivas de crecimiento. Tendría poca exposición todavía a tecnológicas y me enfocaría más en los sectores financiero y energético, que son los que vienen liderando en lo que va del año. Me parece que las materias primas pueden continuar con el ciclo alcista que empezaron a mostrar estos últimos meses", proyectó.

Apostando al crecimiento económico

La suba de tasas viene asociada a que el mercado ve cada vez más cerca el final de la pandemia y pondera con más chances la probabilidad de ver un crecimiento económico más robusto en Estados Unidos. Dado esta visión, existe la posibilidad de armar una cartera que apueste a la recuperación económica. Se trata de activos que constituyen una rama especial dentro de la categoría cíclicos, ya que no solo se benefician con la recuperación económica sino también de la consecuente presión inflacionaria.

Los analistas de Cohen diseñaron una cartera con Cedear llamada "Cedears F - Financials", la cual está constituida por cinco entidades financieras líderes de Estados Unidos que cotizan localmente vía Cedear y presentan elevada liquidez.

"Con estos títulos es posible replicar con una correlación de 98,9% el rendimiento de Invesco KBW Bank ETF, uno de los instrumentos más utilizados por los inversores internacionales que buscan exposición al sector", afirmaron.

Entre algunos de los fundamentos que proponen los analistas de Cohen y que sustentan dicha cartera mencionan que "la recuperación económica implica menos quiebras, mejores balances, solvencia en aumento y, consecuentemente, mejora en la calidad de las carteras de préstamos de los bancos". Y agregan que "la enorme liquidez combinada con crecimiento también implica mayores colocaciones de deuda, segmento que genera comisiones importantes para los bancos".

MÁS DE GLOBOECONOMÍA

Tecnología 14/04/2021 Facebook se enfrenta a investigación formal de privacidad irlandesa por fuga de datos

La Comisión de Protección de Datos de Irlanda abrió este miércoles una investigación luego de ver informes de medios a principios de este mes

México 14/04/2021 Johnson & Johnson perdió alrededor de US$5.677 millones en valor de mercado

La noticia de la suspensión de su vacuna favoreció a empresas como Moderna, cuyos títulos avanzaron aproximadamente 7,40%

Estados Unidos 15/04/2021 Google destina millones para inoculación de vacunas y anuncios de servicios en línea

Google pagará 250.000 inyecciones en "países de ingresos bajos y medianos", según la clasificación del socio de Google

MÁS GLOBOECONOMÍA