El aumento del brote por fuera de Wuhan, China ha crecido y los países más afectados son: Irán, Italia y Corea del Sur

Johana Lorduy

En una conferencia de presa en Ginebra, Suiza,  el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS),  Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que la tasa de mortalidad mundial por Covid-19,  enfermedad causada por el nuevo coronavirus, fue de 3,4%.  Lo que ubica a este virus, en tema de peligrosidad, por encima de una gripe estacional, pero que no se transmitía con tanta facilidad.

"A nivel mundial, alrededor del 3,4 % de los casos reportados de Covid-19 han muerto. En comparación, la gripe estacional generalmente mata a mucho menos del 1% de los infectados", se refirió el Dr. Tedros.

Estas estimaciones que tiene en cuenta la organización son estimaciones que se tienen en cuenta con el creciente número de infecciones que se registran fuera de China, como son el caso de Irán, Italia y Corea del Sur.

"Si bien muchas personas en todo el mundo han desarrollado inmunidad a las cepas de gripe estacional, Covid-19 es un nuevo virus al que nadie tiene inmunidad", lo que significa que más personas pueden infectarse y algunas sufrirán enfermedades graves, dijo el Dr. Tedros. El coronavirus no se transmite de manera tan eficiente como la gripe, pero "causa una enfermedad más grave", agregó.

Cuando el brote se concentraba en Wuhan, China,  la OMS dijo que la tasa de mortalidad de la enfermedad había oscilado entre el 0,7 % fuera de Wuhan y el 4% dentro de la ciudad. La organización también dijo que la epidemia afectaría a diferentes países de diferentes maneras.

De acuerdo con los datos del gobierno chino se evidencia que la tasa de mortalidad en ese país es de alrededor del 3,7% , con la mayoría de las muertes reportadas en la provincia de Hubei, que incluye a Wuhan.

El Dr. Tedros agregó  en su conferencia que aún era posible contener el virus, pero advirtió que "la creciente demanda y el mal uso" de suministros médicos, en los que se encuentran  las máscaras,  podrían poner en riesgo la capacidad del mundo para combatir el brote, y recomendó  que se aumentara la producción de tales suministros.