La inflación de agosto para los países de la entidad tuvo una desaceleración a 1,9%, luego de haberse ubicado en 2,1% en julio, señaló el último informe de la entidad.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

El mundo está en medio de una coyuntura política y comercial que genera incertidumbre en las economías y dentro de las consecuencias inmediatas que trae esta vacilación de inversionistas y locales, está la inflación, que se observa como mecanismo de protección de los agentes económicos.

En la publicación mensual del informe de inflación, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) reveló que la inflación anual de los países que pertenecen a la Organización se desaceleró a 1,9% en agosto de 2019, luego de haberse ubicado en 2,1% el mes anterior. Lo anterior se experimentó por la caída de 1,8% de los precios de energía en agosto tras la estabilidad que había mostrado en julio de este año.

En el marco de la guerra comercial, los ataques a la mayor petrolera del mundo y la salida del Reino Unido de la Unión Europea, la Ocde reveló una noticia alentadora: la inflación anual para agosto se desaceleró en todas las economías principales salvo en Italia, donde se mantuvo estable en 0,4%.

Para Carlos Sepúlveda, decano Economía Universidad del Rosario, estos resultados demuestran los logros que ha tenido la economía mundial en materia monetaria. “Lo que hemos logrado es una estabilización de las políticas monetarias a nivel mundial con éxito, y eso ha permitido que la inflación se mantenga a niveles muy bajos”.

LOS CONTRASTES

  • Carlos SepúlvedaDecano Economía Universidad del Rosario

    “Lo que hemos logrado es una estabilización de las políticas monetarias a nivel mundial con éxito, y eso ha permitido que la inflación se mantenga a niveles muy bajos”.

  • Sebastián NietoJefe para América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Ocde

    “El efecto de la devaluación de la tasa de cambio sobre la inflación ha sido muy importante, situando la tasa de inflación en Argentina como la segunda más alta de la región.”.

En julio la inflación para Alemania se había ubicado en 1,7% y para agosto se desaceleró a 1,4%, muy similar al Reino Unido, cuya inflación de agosto se ubicó en 1,7% tras haber sido de 2% en julio. Así, en Alemania y Reino Unido la inflación cayó tres puntos porcentuales.

Pasando a otra perspectiva, Japón ha venido en una buena racha, ya que en agosto de 2018 su inflación ascendía a 1,3% y este mes logró ubicarse en 0,3%. Un logro que ha alcanzado bajando en promedio dos puntos porcentuales por mes, si se tiene en cuenta que en junio la inflación se ubicaba en 0,7% y para julio fue de 0,5%.

Canadá ha sido un ejemplo similar. En agosto de 2018 la inflación alcanzó 2,8%, y en junio y julio de este año logró estabilizarse en 2% y para esta última entrega, en agosto siguió bajando a 1,90%.

En el caso de Estados Unidos la inflación en los últimos tres meses ha venido en un sube y baja constante. En junio se ubicó en 1,6%, en julio subió a 1,8% y para agosto logró bajar a 1,7%, guardando relación con todos los hechos del orden mundial como la guerra comercial, por citar un ejemplo, que involucran al país gobernado por Donald Trump.

En el caso de China, el panorama es aún más disiente. Luego de que los asiáticos tuvieran una inflación de 2,3% en agosto del año pasado, esta tendencia se ha mantenido al alza desde marzo del año en curso, llegando en junio a 2,7% y manteniéndose estable e 2,8% entre julio y agosto.

Comportamiento Zona Euro

La Ocde informó que la inflación anual en la Zona Euro se mantuvo estable al continuar en 1% en agosto. “Excluyendo alimentos y energía, la inflación de la Zona Euro también se mantuvo estable en el 0,9% en agosto. La estimación flash de Eurostat en septiembre, apunta a que la inflación anual se desacelera al 0,9%, pero la inflación excluye la recolección de alimentos y energía hasta el 1,0%”, señala el informe.

En el caso de los países miembros del G20, la Ocde señaló que hubo una disminución de un punto porcentual en la inflación en agosto, ubicándose en 3,2%. Respecto a las economías del G20 que hacen parte de la Ocde, esta reveló que también hubo una desaceleración en la inflación anual de Rusia por tres puntos porcentuales, pasando de 4,6% en julio a 4,3% en agosto.

Panorama de la región

Dos latinos fueron contemplados en el informe: Argentina y Brasil. En el caso de Brasil, mostró una inflación que creció dos puntos porcentuales respecto a julio, donde se había ubicado en 3,2% y en agosto llegó a 3,4%. Argentina sigue siendo el país con la mayor inflación registrada en la actualidad, y para agosto se ubicó en 54,5%, en comparación con 54,4% que se registró en julio de este año.

Sebastián Nieto, jefe para América Latina y el Caribe del Centro de Desarrollo de la Ocde, señaló que “las expectativas de mercado para la tasa de inflación en 2019 son elevadas al 55% y analizando los componentes del IPC general, todos han venido teniendo aumentos importantes en agosto de 2019 desde el 42,8% interanual en enseñanza, hasta el 65,8% en medicina. El efecto de la devaluación de la tasa de cambio sobre la inflación ha sido muy importante, situando la tasa de inflación en Argentina como la segunda más alta de la región”.

De acuerdo con Reuters, para Argentina los analistas estimaron en el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) de septiembre que la inflación para este año se ubicará en 54,9%, 0,1 puntos menos que la encuesta anterior, y para 2020 alcanzará 40,5%.

Guerra comercial entre Estados Unidos y China podría llegar a un acuerdo
China y Estados Unidos, las dos economías más grandes del mundo, vienen en un tire y afloje que parece no acabar. Luego de escalar la guerra a un punto de no retorno señalaron que reanudarían conversaciones en octubre para llegar a un acuerdo. Ayer, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reafirmó que la delegación China llegará a Estados Unidos la próxima semana. Lo anterior sin dejar de aclarar que si China no hace lo que Estados Unidos quiere, Washington tiene muchas otras opciones para actuar.