Más de 80% del total de los activos financieros del mundo están en poder de los bancos y están avaluados en más de US$379 billones

Sebastián Montes

De acuerdo con Ángel Gurria, secretario general de la Ocde: los países en desarrollo han tenido el golpe más duro, 90 de 122 países en desarrollo están en recesión económica, el número más alto desde la II Guerra Mundial.

La pobreza extrema está en aumento por primera vez en dos décadas. El covid arriesga el progreso de los países en desarrollo. Para avanzar necesitamos una situación multilateral que una a los gobiernos y fortalezca un esfuerzo compartido para la agenda 2030.

Antes del covid, los países tenían un hueco en desarrollo de US$1 billón que se agravó con la respuesta a la pandemia. La financiación externa a los países en desarrollo puede caer US$700.000 millones. Además, el hueco financiero anual en los países en desarrollo puede aumentar hasta US$ 1,7 billones, que sería un alza de 70%.

Necesitamos acción urgente para voltear el balance en favor de desarrollo sostenible y sostenido. Los niveles de la Ocde deben mantenerse y deben hacerse compromisos. Los billones que necesitamos ya están en el sistema.

Más de 80% del total de los activos financieros del mundo están en poder de los bancos e instituciones financieras y están avaluados en más de US$379 billones. Han crecido alrededor de 5,9% en promedio por año desde 2012.

Tomar 1% de estos activos, alrededor de US$3,8 billones, sería suficiente para alimentar ese hueco creciente y contribuir a la sostenibilidad del desarrollo financiero. También se debe resaltar la importancia de los paquetes de estimulación que se han implementado en respuesta a la pandemia. Movilizados a apoyar inversiones más sostenibles