La reducción de 9,7 millones de barriles al día se reflejará hasta el próximo mes, porque es el momento en que se hará efectiva

Paola Andrea Vargas Rubio - pvargas@larepublica.com.co

Luego de que los precios del petróleo registraran sus mayores caídas desde 2001, Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos lideraron un acuerdo que concluyó con el anuncio de un recorte total de 9,7 millones de barriles de crudo por día. A pesar de que la noticia fue catalogada como histórica, el mercado petrolero no sintió de inmediato esta movida en un alza en la cotización, ya que el WTI ayer se ubicó en US$22,64 y el Brent en US$32,07 al cierre de la jornada.

“El mercado registró el impacto positivo el día en que el presidente Donald Trump, anunció mediante una publicación en Twitter, la posibilidad de un recorte de 10 millones de barriles. El precio del petróleo ya tenía incorporada esta movida, por lo que, tras conocerse la noticia, la reacción fue casi nula”, dijo Ómar Suárez, gerente de estrategia de renta variable de Casa de Bolsa.

Pese al comportamiento del mercado petrolero, los analistas dicen que esta es una buena noticia ya que “el acuerdo no permitirá que el precio se desplome por debajo de US$20 por barril”, dijo Julio César Vera, expresidente de Acipet, quien también fue optimista frente al futuro del mercado y aseguró que en mayo podrían registrarse precios del petróleo en niveles de US$40 por barril, debido a que la reducción de 9,7 millones de barriles se hará efectiva hasta ese mes.

Sobre un posible incremento en los precios del petróleo y su estabilización, Germán Espinosa, presidente ejecutivo de Campetrol, recordó que la cotización del crudo ha respondido más a los movimientos en la demanda desde 2019, por lo que la incertidumbre sobre el rumbo de esta en los próximos meses impide que el precio suba por encima de los US$40.

No obstante, Espinosa aseguró que tienen previsto que “los precios se mantengan estables las próximas semanas, mientras se conocen datos reales tanto de oferta como de demanda que permitan visualizar la brecha real entre las dos y proveer más información al mercado sobre el panorama del sector”.

Suárez coincidió con esta visión y agregó que mientras la economía mundial siga predeterminada por la cuarentena, la demanda de petróleo va a seguir muy débil, por ende, los precios del petróleo no van a subir.

Este tipo de apreciaciones llevaron a que algunos expertos petroleros internacionales dijeran que el acuerdo no es suficiente y que la decisión de recorte fue tardía. El periódico estadounidense The Wall Street Journal reseñó que “las reducciones mitigarán algunos problemas en los mercados petroleros, pero varios analistas dijeron que eran demasiado pequeñas y demasiado tarde. En medio de restricciones de viaje y paros laborales, se espera que el consumo de petróleo caiga hasta 30 millones de barriles por día durante este mes”.

Previendo que continuarán los desplomes en la demanda de crudo, Trump hizo una advertencia en su cuenta de Twitter que asoma un panorama aún más complejo: “al haber estado involucrado en las negociaciones, por decirlo de una forma moderada, la cifra que la Opep+ está considerando recortar es 20 millones de barriles al día, no los 10 millones que generalmente se habla”.

Dicha cuota se alcanzaría si a esos casi 10 millones de barriles que se recortarán desde mayo se le suma Estados Unidos, Canadá, Brasil y “el otro grupo de 20 economías líderes que no forman parte de la alianza de la Opep y que deben retener entre cuatro y cinco millones de barriles por día”, informó WSJ. El diario también citó que estas medidas “combinadas con las sanciones existentes contra Irán y Venezuela y los cortes en puntos críticos como Libia, podrían retener 20 millones de barriles por día de suministros del mercado”.

Tras conocerse el nuevo anuncio del presidente estadounidense, el mercado reaccionó positivamente hacia las 10:30 a.m., por lo que el Brent registró un alza de 0,98% a US$31,79 el barril y el WTI se cotizó 1,54% a US$23,11.

Este nuevo anuncio de Trump es crucial para el mercado, ya que la baja en la demanda mundial está impactado en cerca de 25%, es decir, 25 millones de barriles por día. Por lo que, a pesar del recorte de 9,7 millones, los precios seguirán manteniéndose entre US$30 y US$40 por barril durante la presente semana, concluyó Vera.

A pesar de que los precios del petróleo no se recuperarán tan rápido, las autoridades rusas dijeron que “el acuerdo para reducir la producción mundial de crudo alcanzado el fin de semana ayudará a establecer un piso mínimo y contribuirá a salvar millones de empleos en Estados Unidos”, según información publicada por Reuters.

Teniendo en cuenta este panorama, Daniel Guardiola, Head of Equity Research BTG Pactual Colombia, dijo que “el petróleo ha sido un mercado donde los precios han sido dictados históricamente por ajustes artificiales en la oferta, más que por su curva de costos marginales. La reciente destrucción de la demanda global junto con la incapacidad de la Opep para balancear el mercado, nos hace pensar que en el corto plazo los fundamentales van a prevalecer y podríamos ver los precios bajando”.

LOS CONTRASTES

  • Daniel GuardiolaHead of Equity Res. BTG Pactual Colombia

    “En el mediano plazo y una vez la demanda de crudo se normalice, creemos que las condiciones permitirán que el petróleo esté por encima de US$45”.

  • Julio César VeraExpresidente de Acipet

    “Las reducciones se harán efectivas en mayo y el mayor impacto sobre la demanda será en abril, por lo que los precios puedan estar en niveles de US$30 por barril”.

Esta noticia del recorte de la producción se conoció en un momento en el que “el número de plataformas de perforación en los EE.UU. se ha reducido a alrededor de 600, por debajo de casi 800 hace un mes, según Baker Hughes Co. (BKR). La perforación siempre está baja en Canadá en esta época del año, cuando el deshielo de primavera dificulta la accesibilidad, pero los 35 equipos que operan allí son los menos que Baker Hughes haya contado”, reseñó WSJ.

Este tipo de escenarios llevó a que todos los autores del sector petrolero celebraran la noticia, ya que de no llevarse a cabo los recortes, “la industria petrolera mundial se habría quedado sin almacenamiento en las próximas semanas y los precios se habrían derrumbado y afectado a los mercados financieros”, dijo Daniel Yergin, vicepresidente de IHS Markit, al diario The Wall Street Journal.

Con base en lo anterior, Guardiola concluyó que “en el mediano plazo y una vez la demanda global de crudo se normalice, creemos que las condiciones deberían estar dadas para que el petróleo vuelva a niveles por encima de US$45 por barril”.

Saudi Aramco mantuvo precio de petróleo para Europa y lo subió para EE.UU.
De acuerdo con información publicada por Reuters luego de conocerse el anuncio del recorte de 9,7 millones de barriles, Arabia Saudita anunció sus precios oficiales de venta de petróleo para mayo, en los que ofrece un fuerte descuento para Asia, mantiene los valores para Europa y los sube para Estados Unidos. El gigante petrolero estatal Saudi Aramco fijó el precio para mayo de su crudo ligero Arab para Asia con un descuento de US$7,3 frente al promedio Omán/Dubai, con un descenso de US$4,2 por barril comparado con abril”.