El mercado laboral español ha vivido su peor mes de la historia elevando el paro registrado en más de 302.200 personas

Diario Expansión - Madrid

Concretamente, a 31 de marzo, el número de personas afiliadas a la Seguridad Social fue de 18.445.436, lo que supone que hasta ese día el sistema perdió 833.979 afiliados, su mayor recorte de toda la serie histórica, según ha publicado hoy el Ministerio de Trabajo.

Es cierto, que el número medio de afiliados a la Seguridad Social se situó el pasado marzo en 19.006.760, con un descenso de 243.469 ocupados con respecto a febrero (-1,26%).

Pero hay que señalar que el impacto de la pandemia del coronavirus se empieza apreciar de forma notoria a partir del día 12 de marzo, por lo que el dato de afiliación media no refleja con rigor lo ocurrido en el conjunto del mes, tal y como ha explicado el propio ministerio.

Los datos son los siguientes: en los primeros 11 días del mes, el empleo evolucionaba positivamente, sumando 64.843 ocupados, y entre los días 12 a 31 de marzo el saldo en la afiliación se desplomó en casi 900.000 personas (es decir, pasó de los 19.344.258 del 11 de marzo a los 18.445.436 a cierre de mes, lo que supone 898.822 afiliados menos). De esta forma, al final de marzo la crisis había destruido casi 834.000 empleos en España respecto a febrero.

En la serie histórica no se había registrado nunca una caída tan acusada. La siguiente en importancia data de diciembre de 2008, cuando los ocupados bajaron en casi 354.000 afiliados.

De hecho, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha apuntado en rueda de prensa que en 14 días se ha registrado casi el mismo descenso de afiliados a la Seguridad Social (833.979) que entre octubre de 2009 y febrero de 2009, cuando el descenso superó las 900.000 personas.

Hay que señalar que el dato desestacionalizado, con el efecto calendario corregido, muestra una caída media de 415.800 afiliados, lo que “rompe una tendencia que se ha mantenido en positivo desde 2013”.

Esta crisis también tiene su reflejo en el desempleo registrado en los Servicios Públicos de Empleo (Sepe), en el que se han alcanzado cifras nunca vistas hasta ahora. Concretamente, en marzo se registraron 302.265 parados más que en febrero (alza de 9,3%), su mayor repunte en cualquier mes de toda la serie histórica, debido a la crisis originada por el coronavirus, según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social.

El volumen total de parados alcanzó así al finalizar marzo la cifra de 3.548.312 desempleados, la más alta del registro desde abril de 2017.