RIPE:
EL ECONOMISTA

Para el segundo trimestre de 2020 se observan signos de recuperación, paulatinos y sostenibles, en algunas actividades esenciales

El Economista - Ciudad de México

La caída de la economía mexicana como efecto de la pandemia del Covid-19 mermó los ingresos presupuestarios del sector público, pues al cierre del primer semestre de 2020 presentaron una reducción del 3.7%, en términos reales y respecto del mismo periodo de 2019, con lo que registró un total de 2 billones 603.006 millones de pesos.

Dicha cantidad es menor en 168.966 millones de pesos a lo que se tenía programado por un total de 2,77 billones de pesos, de acuerdo con información del reporte de finanzas y deuda pública de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Al segundo trimestre del año, la economía mexicana tocó su punto más bajo, derivado del cierre de actividades económicas por la contingencia del covid-19 y su impacto en la economía”, expone la dependencia a cargo de Arturo Herrera.

Sin embargo, indicó que, pese a la caída, en el segundo trimestre de 2020 se observan signos de recuperación económica, paulatinos y sostenibles, en algunas actividades esenciales.

La caída en los ingresos también se debió por la reducción del 41.3% en los ingresos petroleros en el primer semestre de 2020, con lo que sólo aportaron a las arcas del gobierno 249.794 millones de pesos.

Es la caída más alta que se haya registrado desde 1990 para un periodo similar en los ingresos petroleros. Además, fueron menores en 208.810 millones de pesos a lo que se tenía programado.

“Los ingresos petroleros disminuyeron 41.3% real anual en enero-junio, a pesar de un aumento de 1.7% anual en la producción de petróleo, debido a la drástica caída en el precio del bien y en el consumo de hidrocarburos y combustibles. Esto explica la contracción de 3.7% real anual en los ingresos presupuestarios totales”, expuso Hacienda.

Si sólo se considera el mes de junio, los ingresos presupuestarios cayeron 6.9%, con lo que los recursos fueron por 406.895 millones de pesos. Los petroleros cayeron 11.7%, respecto de junio del 2019 y registraron 63.830 millones de pesos

Los ingresos tributarios mostraron un ligero crecimiento anual de 0.1%, aportando al erario 1,74 billones de pesos. Sin embargo, esta cantidad también es menor en 67.404 millones de pesos a lo que se esperaba obtener al cierre de junio de este año.

Si sólo se considera junio, los ingresos por impuestos cayeron 10%, con lo que dejaron 249.377 millones de pesos.

Dentro de los ingresos tributarios la recaudación del Impuesto Sobre la Renta (ISR) mostró un avance de 1.3%, mientras que el Impuesto al Valor Agregado (IVA) se redujo 0.6%, respecto de los primeros seis meses del año anterior. Si sólo se toma en cuenta junio, la recaudación de ISR creció 1.6%, y la del IVA cayó 26.3%, respecto a junio del 2019.

“Este resultado se compara positivamente con lo experimentado en contracciones económicas previas, y que se explica por los cambios implementados durante esta administración para fortalecer permanentemente el cumplimiento de los contribuyentes y combatir los espacios de evasión, aumentando así la recaudación manteniendo el marco fiscal”, indicó SHCP.

Es importante mencionar que el gasto neto del sector público al cierre del primer semestre fue de 2,92 billones de pesos, un crecimiento anual de 2.1%. No obstante, se registró un subejercicio de 161.179 millones de pesos.

“Los ingresos petroleros disminuyeron 41.3% real anual en enero-junio, a pesar de un aumento de 1.7% anual en la producción de petróleo, debido a la drástica caída en el precio del bien y en el consumo de hidrocarburos y combustibles. Esto explica la contracción de 3.7% real anual en los ingresos presupuestarios totales”, expuso Hacienda.

Los ingresos tributarios mostraron un ligero crecimiento anual de 0.1%, aportando al erario 1.74 billones de pesos. Sin embargo, esta cantidad también es menor en 67.404 millones de pesos a lo que se esperaba obtener al cierre de junio de este año.

Dentro de los ingresos tributarios la recaudación del ISR mostró un avance de 1.3%, mientras que el IVA se redujo 0.6%, respecto de los primeros seis meses del año anterior.

“Este resultado se compara positivamente con lo experimentado en contracciones económicas previas, y que se explica por los cambios implementados durante esta administración para fortalecer permanentemente el cumplimiento de los contribuyentes y combatir los espacios de evasión, aumentando así la recaudación manteniendo el marco fiscal”, indicó SHCP.

Es importante mencionar que el gasto neto del sector público al cierre del primer semestre fue de 2,92 billones de pesos, un crecimiento anual de 2.1%. No obstante, se registró un subejercicio de 161.179 millones de pesos.

Lea la nota original aquí.