RIPE:
EXPANSIÓN

La EMA ha dado este miércoles su visto bueno al uso de la vacuna desarrollada por la estadounidense Moderna en mayores de 18 años y la consideró segura y eficaz para que la Comisión Europea le otorgue una licencia de uso condicional

Expansión - Madrid

El Comité de Medicamentos Humanos (CHMP) concluyó hoy de forma positiva su evaluación de todo el paquete de datos compartidos por Moderna, que incluía información sobre el proceso de producción, la calidad, los ingredientes, y los datos del ensayo clínico llevado a cabo por la farmacéutica.

El respaldo por la EMA es el paso previo a que la Comisión apruebe la Autorización de Comercialización Condicional (CMA, en sus siglas en inglés) para Moderna, convirtiendo su vacuna en la segunda que podrá usarse en los países europeos después del fármaco de Pfizer/BioNtech, autorizado el 21 de diciembre.

La EMA trató de adelantar su evaluación de la vacuna de Moderna al pasado lunes, pero algunos de los científicos de los 27 países europeos tenían aún muchas preguntas sobre el fármaco, por lo que dedicaron las últimas 24 horas a "trabajar intensamente para aclarar cuestiones pendientes" con la farmacéutica.

La EMA organizará el próximo viernes un evento público en el que explicará "a los ciudadanos europeos", con preguntas de expertos e interesados de toda la zona comunitaria, la evaluación y la aprobación de la nueva vacuna del Covid-19.

Tras Pfizer, Moderna es la segunda farmacéutica que ha solicitado a la EMA estudiar una Autorización de Comercialización Condicional (CMA, en sus siglas en inglés) para que los países europeos puedan usar su fármaco en las campañas de vacunación que comenzaron la semana pasada.

Bruselas ha comprado un total de 160 millones de dosis de la vacuna de Moderna, de la que se necesitan dos inyecciones por persona con un mes de diferencia entre la primera y la segunda, aunque, a diferencia de la de Pfizer, ofrece la ventaja de que no tiene que almacenarse a una temperatura de 70 grados centígrados bajo cero, sino a 20 bajo cero.

La vacuna de Moderna ya ha recibido el visto bueno de las autoridades sanitarias de Estados Unidos, Canadá e Israel, y se espera que la Unión Europea le otorgue la licencia en cuestión de días, si no de horas, siempre que los científicos de la EMA la consideren lo suficientemente segura y eficaz como para usarla en las campañas de vacunación masiva.

Aunque todavía no le han solicitado una licencia para sus vacunas, la EMA está también estudiando en tiempo real los datos que van compartiendo la empresa británica AstraZeneca y la Universidad de Oxford, por un lado, y Janssen, filial de la estadounidense Johnson & Johnson, por otro, en previsión de que la pidan en las próximas semanas